Menú

Gloria Camila se suma a la moda del cambio de color de ojos: ¿en qué consiste la operación?

La queratopigmentación ha ganado adeptos con el tiempo y numerosos famosos e influencers ya se están sometiendo a esta intervención.

La queratopigmentación ha ganado adeptos con el tiempo y numerosos famosos e influencers ya se están sometiendo a esta intervención.
El antes y el después en los ojos de Gloria Camila | Gtres

Gloria Camila Ortega ha decidido someterse a un operación estética que se está ganando cada vez más adeptos: la queratopigmentación, una intervención quirúrgica con la que se modifica el color de ojos. La hija de Ortega Cano ha optado por aclarar sus ojos marrón oscuro y los resultados se pudieron ver en un acto en el que participó el pasado miércoles.

El doctor Enrique de la Morena charló con Mariano Royo, jefe del servicio de Oftalmología del Hospital San Rafael, sobre esta práctica en el programa de esRadio Es la mañana de Federico. Se trata de un gran avance para la medicina ocular y estética pero, sin embargo, "preocupante para los médicos". ¿En qué consiste? Según Royo, "no se puede cambiar el color del iris y lo que se hace es ‘maquillarlo’, como cuando uno se pone una lentilla de colores".

"En vez de ser de quita y pon, la lentilla está labrada en el estroma de la córnea, es decir, es como un tatuaje en el interior de la córnea del color que busca el paciente. Normalmente es un color más claro", explicó. Los más solicitados, aseguró el doctor, son el azul, el verde e incluso se ha llegado a pedir amarillo. "Se utiliza un láser para labrar el espesor de la córnea que normalmente se utiliza para operar queratoconos. Aquí lo que se hace es un túnel circular con una pupila fija y en ese túnel se deposita un pigmento biocompatible del color que nosotros queramos".

gloria-camila-rocio-flores-1105.jpg
Gloria Camila y Rocío Flores

Como cualquier intervención quirúrgica, tiene sus peligros y en este caso son especialmente peligrosos. "La pupila tiene que quedarse fija, y ya sabemos que su movimiento depende de la luz. Y además, el pigmento es opaco, por lo que no vamos a poder ver bien el iris", continuó. Al quedarse fija la pupila, no hay una buena adaptación a la oscuridad y hay una disminución del campo visual. "Si el paciente tuviera glaucoma, no podría ver bien el campo visual porque la pupilar fija evitará ver bien los extremos. Si hubiera que hacer una operación para prevenir un desprendimiento de retina, no veríamos bien la periferia".

El oftalmólogo asegura que "no le gustaría estar en el pellejo" de un cirujano que tenga que hacer una intervención de ojos a una persona que se haya sometido a la queratopigmentación. "Hay una serie de cosas que te pierdes. Que una cirugía de satisfacción no te cierre la puerta a una cirugía obligatoria años. Igual le llega a un cirujano una persona con esta operación y decide no correr riesgos", confesó.

Mariano Royo cree que detrás de esta operación, tan de moda entre la gente joven, puede haber "problemas psicológicos". "¿Qué quiere resolver una persona aclarándose el color de los ojos? Cada uno que saque sus propias conclusiones (...) Todo lo que tenga una marcha atrás es mejor que lo irreversible".

Temas

En Chic

    0
    comentarios