Menú

Todo lo que la Vitamina C puede hacer por tu piel

Los beneficios de la vitamina C son muy conocidos, además de estar considerado como un ingrediente estrella en el cuidado de la piel.

Los beneficios de la vitamina C son muy conocidos, además de estar considerado como un ingrediente estrella en el cuidado de la piel.
Todo lo que la vitamina C puede hacer por tu piel | Shutterstock

La vitamina C se ha convertido en un ingrediente fundamental en cualquier rutina de belleza por sus múltiples propiedades.

En primer lugar, la vitamina C es un excelente antioxidante que ayuda a neutralizar los radicales libres que aceleran el envejecimiento, ayuda a combatir los efectos de la contaminación y los rayos UV en nuestra piel.

La vitamina C también juega un papel crucial en la síntesis de colágeno, una proteína esencial para la estructura y firmeza de la piel. A medida que envejecemos, la producción de colágeno disminuye, lo que puede provocar la aparición de líneas finas y flacidez en la piel.También es reafirmante y por eso reduce la inflamación, alivia la irritación, las cicatrices y calma el enrojecimiento de la piel. Asimismo, al aumentar la producción de ceramidas y elastina, mejora la función de barrera de la piel, manteniendo los niveles de humedad y luminosidad característico de una piel saludable y vitalizada, unificando el tono.

vitamina-c-mejores-serums.jpg

Mitos y realidades de la vitamina C

La vitamina C es una molécula clave para mantener una piel más sana y debemos incluirla en nuestro protocolo cosmético a partir de los 35 años. A pesar de estos beneficios, todavía existen reticencias y falsos mitos a la hora de utilizar dicha vitamina, por eso vamos a ver los aspectos que debes tener en cuenta

  1. A pesar de los mitos y tópicos en contra, la vitamina C la pueden utilizar todo tipo de pieles y no irrita.
  2. No solo no provoca manchas además, sino que es uno de los mejores activos para eliminarlas ya que inhibe la producción de melatonina, por tanto disminuye la hiperpigmentación causada por la edad o el sol.

  3. La vitamina C es fácil de combinar con otros compuestos, como por ejemplo la vitamina B y E, el ácido hialurónico el ácido ferúlico o la niacinamida. Y con respecto a otros activos como los AHAs o BHAS o retinol (siempre que sean fórmulas estables), es recomendable no usarlos al mismo tiempo, mejor vitamina C por la mañana y el resto de los activos por la noche.
  4. Aunque la vitamina C sea fotosensible (se oxida porque cuando se expone a la luz cambiando de color) es fotosensibilizante por tanto no produce riesgo de quemaduras, ni manchas, ni debe interrumpirse en verano.
  5. La vitamina C se puede usar por el día y por la noche. Por el día, su función es antioxidante y, por la noche, es regeneradora.

Cómo utilizar correctamente la vitamina C

Antes de comprar tu primer producto de vitamina C (en crema o serum) es importante fijarse en las características y la formulación en vez de la concentración de esta vitamina. A más concentración, más posibilidades de irritación, así que elige siempre un producto con una concentración entre el 10% y el 15% Aunque la vitamina C es recomendable para todo tipo de pieles siempre en la formulación adecuada, en aquellas pieles muy sensibles, es mejor optar por formulaciones adaptadas más respetuosas con la piel entre el 5-10%.

Podemos encontrar productos formulados a base de agua y sin agua. Dentro de los formulados con agua está el ácido ascórbico, que es muy efectivo, pero más inestable y sensible a la luz, de ahí que sea recomendable que esté protegido por un frasco opaco y guardarlo en un lugar fresco y oscuro para evitar que se oxide. Otras opciones derivadas son el fosfato de ascórbico y el ascorbil fosfato de magnesio, entre otras.

En Chic

    0
    comentarios