Menú

¿Por qué aparece la fiebre? ¿Se puede bajar sin medicamentos?

La fiebre es un trastorno habitual que acompaña a otras enfermedades. ¿Por qué surge? ¿Puede aparecer sola? ¿Cómo bajarla sin medicamentos?

La fiebre es un trastorno habitual que acompaña a otras enfermedades. ¿Por qué surge? ¿Puede aparecer sola? ¿Cómo bajarla sin medicamentos?
termómetro, fiebre, la temperatura | Pixabay/CC/Vika_Glitter

En pleno siglo XXI uno de los trastornos más comunes que afecta a las poblaciones de todo el mundo es la fiebre, que es una respuesta adaptativa del organismo que consiste en un aumento de la temperatura corporal por encima del valor que se considera normal. Este aumento de la temperatura suele producirse como señal de que el cuerpo está tratando de combatir una enfermedad o una infección, para lo que se produce la activación del sistema inmunológico. Esta fiebre se produce en un momento excepcional ya que, de manera habitual, el cuerpo mantiene una temperatura constante mediante un centro, llamado termorregulador, localizado en una parte del cerebro llamada hipotálamo. Cuando ese centro, por diferentes causas, establece una temperatura más elevada, se produce la fiebre.

Habitualmente la temperatura es algo más baja a primera hora del día, en torno a las 6 de la mañana, y alcanza su máximo entre las 4 y las 6 de la tarde. A esas horas, temperaturas de hasta 37,7 grados pueden ser perfectamente normales. Pero, ¿Cuándo se habla entonces de temperaturas anormales? Se puede hablar de febrícula si la fiebre es de escasa magnitud, es decir, menor de 38º C, y de fiebre si se superan los 38 ºC. Por su parte, la fiebre muy elevada o acompañada de síntomas muy acusados debe ser tratada. También en los casos de convulsiones febriles en los niños, en la mujer embarazada, o en enfermos con alteración importante cardiaca, pulmonar o cerebral.

Pero, ¿Qué es realmente la fiebre? ¿Por qué aparece? La fiebre es una respuesta natural del cuerpo ante infecciones, inflamaciones u otras enfermedades y se produce cuando el sistema inmunológico libera sustancias químicas, como las citocinas y las prostaglandinas, que afectan el centro termorregulador del cerebro. Este mecanismo eleva la temperatura corporal para crear un ambiente menos favorable para los patógenos, como bacterias y virus, que suelen reproducirse mejor a temperaturas normales del cuerpo humano. Pero no solo eso sino que el aumento de la temperatura también puede potenciar la eficiencia de las células inmunitarias en la lucha contra las infecciones. Por lo tanto, la fiebre es un componente crucial de la defensa del organismo.

¿Cuáles son las causas de la fiebre en adultos?

Las infecciones pueden ser las causantes de la mayoría de las fiebres que van a afectar a las personas adultas. Hay que tener claro que la fiebre no es una enfermedad en sí misma, sino el signo que indica que el organismo está combatiendo directamente contra los virus o las bacterias que han ingresado en el organismo y pueden desencadenar distintos tipos de infecciones. Por eso, el hecho de que se aumente la temperatura corporal drásticamente sirve para luchar contra patógenos ya que la mayoría sobreviven perfectamente a la temperatura corporal habitual, pero en cuanto esta se eleva les es más difícil continuar activos.

Pero además de la aparición de infecciones bacterianas o víricas, también se dan otras situaciones que pueden desencadenar fiebre. La fiebre está relacionada habitualmente con la estimulación del sistema inmunitario del organismo, ya que ayuda a combatir a determinados organismos que causan enfermedades. Entre las causas más comunes de su aparición están:

  • Infecciones
  • Trastornos inflamatorios o autoinmunitarios
  • Coágulos de sangre y tromboflebitis
  • Medicamentos (algunos antibióticos, antihistamínicos y anticonvulsivos)
  • El abuso de anfetaminas y la abstinencia de una sustancia psicotrópica en un adicto a ella
  • La recepción de calor emitida por maquinaria industrial o por insolación
  • El primer síntoma de un cáncer puede ser fiebre

Síntomas de la fiebre en adultos

La fiebre es el aumento de la temperatura corporal con respecto a la que, en general, presenta un individuo de manera normal. En el caso de las personas esta temperatura se fija, de media, en unos 36-37 grados Celsius. Pero la fiebre suele ir acompañada de unos síntomas que hace sencillo reconocer tal condición sin ayuda de un termómetro. Generalmente son síntomas inespecíficos, muy variables de unas personas a otras, y distintos también según la enfermedad que es causa de la fiebre.

Los más comunes son dolor de cabeza, dolores musculares generalizados, o más localizados en la región lumbar, dolores articulares y somnolencia. Los escalofríos ocurren durante el ascenso de la temperatura, y son el reflejo del aumento de actividad muscular que el centro termorregulador ordena para aumentar la temperatura corporal. Además, la irritabilidad o el delirio aparecen con más frecuencia en personas mayores, mientras que las convulsiones febriles son típicas de los niños menores de cinco años. Pero, aunque son inespecíficos hay algunos que son más comunes:

  • Sudoración
  • Escalofríos y temblores
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Pérdida del apetito
  • Irritabilidad
  • Deshidratación
  • Debilidad general

Métodos naturales para bajar la fiebre

  • Hidratación adecuada: Beber abundante agua, infusiones y caldos puede ayudar a mantener el cuerpo hidratado, lo que es esencial ya que la fiebre puede causar pérdida de líquidos y deshidratación.
  • Baños tibios: Tomar un baño con agua tibia puede ayudar a reducir la temperatura corporal. Es importante que el agua no esté demasiado fría, ya que esto podría causar escalofríos y aumentar la fiebre.
  • Compresas frescas: Aplicar paños húmedos y frescos en la frente, muñecas y pantorrillas puede proporcionar alivio y ayudar a disminuir la temperatura.
  • Vestimenta ligera: Usar ropa ligera y mantener el ambiente fresco puede ayudar a regular la temperatura corporal.
  • Descanso adecuado: Permitir que el cuerpo descanse y evite el esfuerzo físico puede ayudar a que el sistema inmunológico funcione de manera más eficiente.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso