Menú

El Tribunal Supremo de EEUU prohíbe patentar genes humanos

El fallo abaratará pruebas genéticas como la que llevó a Angelina Jolie a hacerse una mastectomía, aunque puede desincentivar la investigación.

0
El fallo abaratará pruebas genéticas como la que llevó a Angelina Jolie a hacerse una mastectomía, aunque puede desincentivar la investigación.
El Tribunal Supremo de Estados Unidos. | Corbis

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha emitido este jueves un dictamen mixto escrito por el juez Clarence Thomas por el que, de forma unánime, se establece que los genes extraídos del cuerpo humano, o ADN aislado, no puede ser patentado. Se trata de una decisión relacionada con un caso relativo a la empresa Myriad Genetics en el transcurso del cual se planteó el polémico tema de si los genes humanos pueden ser patentados.

El caso surgió cuando un grupo de investigadores y asociaciones de pacientes interpuso una demanda en 2009 contra esta biofarmacéutica, que había presentado siete patentes sobre dos genes, el BRCA1 y el BRCA2, relacionados con el cáncer de mama y ovario. De hecho, esta empresa fue la encargada de desarrollar el test de detección precoz al que se sometió la actriz Angelina Jolie para decidir, después, pasar por una mastectomía debido a su alta probabilidad de sufrir esa enfermedad.

En una votación unánime, los nueve jueces han alcanzado finalmente un compromiso señalando que el material genético producido en forma sintética, como también hacía Myriad Genetics, sí puede ser patentado pero que los genes extraídos del cuerpo humano, lo que se conoce como ADN aislado, no tiene las mismas protecciones legales al no ser una invención sino parte de nuestro cuerpo. También el método empleado para extraer esos genes puede ser patentado.

La especialista valenciana Ángela Pérez, del Instituto de Medicina Genómica (Imegen), asegura que el fallo supone un avance "enorme" para la investigación y prevención de enfermedades como el cáncer de mama. El beneficio inmediato consiste en que Myriad cobraba entre 2.500 y 3.000 euros por llevar a cabo la prueba, mientras que el precio en la entidad valenciana es mucho menor, entre los 850 y los 900 euros, al no tener efecto la patente en Europa. Además, permitirá a más empresas trabajar para mejorar la tecnología y abaratarla aún más.

Además, la patente de Myriad Genetics había abierto la puerta a que se intentara repetir la jugada con otras regiones del genoma, pero la resolución judicial americana ha puesto de manifiesto que "es algo universal y todos los expertos van a poder trabajar para mejorar la salud de las personas", ha rematado Pérez. No obstante, no disfrutar de las protecciones de una patente podría suponer que se invirtieran menos recursos en este campo.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD