Menú

Altamira fue pintada por los primeros 'homo sapiens' europeos

El Techo de los Policromos se pintó hace 35.000 años o más.

0
El Techo de los Policromos se pintó hace 35.000 años o más.
Parte de las pinturas de Altamira se realizaron hace 35.000 años. | Flickr/CC/turistasXnaturaleza

Un estudio realizado por un equipo multidisciplinar de químicos y arqueólogos, liderados por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) prueba que las primeras fases del arte paleolítico de la cueva de Altamira (Santillana del Mar, Cantabria) fueron realizadas, al menos, por los primeros grupos de Homo sapiens que poblaron Europa.

Según han informado desde la UPV/EHU, la prestigiosa revista americana Journal Archaeological Science ha publicado online, y se prevé su próxima publicación en edición impresa, un artículo sobre este estudio en el que han demostrado que estas muestras artísticas se dilataron en el tiempo, por lo menos, 20.000 años (entre, al menos, 35.000 y 15.200 años B.P., es decir, antes de 1950), lo que implica que son más antiguas de lo que se pensaban.

Además, han constatado el "alto valor simbólico" que la cueva de Altamira tuvo para los grupos paleolíticos y la reutilización e integración simbólica progresiva de los motivos previamente existentes en cada una de las nuevas fases de construcción del santuario, siendo de este modo Altamira un lugar de reincidente visita durante el Paleolítico.

Asimismo, los resultados obtenidos en las figuras que decoran el techo de Altamira permiten afirmar que, en base a las dataciones del arte rupestre y de las ocupaciones en la misma, la distribución espacial de las obras artísticas y su relación con el contexto habitacional, las pinturas aseguran una vinculación cultural estrecha entre el espacio simbólico, asociado a un entorno de oscuridad o penumbra, y espacio doméstico, relacionado con un entorno iluminado.

El profesor de la UPV/EHU en el Departamento de Geografía, Prehistoria y Arqueología, y miembro del Grupo Consolidado y de Alto Rendimiento en Prehistoria del Gobierno vasco, Marcos García Díez, "al obtener dataciones tan antiguas en el Techo de los Policromos, cercanos a los 35.000 años o más", les ha permitido subrayar que los lugares de habitación que utilizaban las gentes de Altamira, estaban a escasos metros del lugar en el que se practicaba la actividad simbólica, llegando a convivir ambas actividades en el tiempo.

El estudio ha sido realizado por un equipo multidisciplinar de químicos y arqueólogos, liderados por la UPV/EHU e integrado por el Museo y Centro de Investigación de la cueva de Altamira, el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana de Burgos-CENIEH, la Universidad de Barcelona (ICREA), la Universidad de Bristol y la Universidad de Southampton.

La datación no ha afectado a la pintura

El trabajo ha consistido en la datación por series de uranio, no de la propia pintura, sino de las costras de calcita que se sitúan por encima y debajo de las figuras pintadas. Este nuevo método no tiene las limitaciones que impone la prueba del carbono 14 AMS, utilizada frecuentemente en las dataciones, y que solo es aplicable a un reducido número de motivos rupestres realizados con materia orgánica.

Gracias al procedimiento de series del uranio no hay perjuicios para la conservación de las pinturas, ya que no hace falta extraer materia colorante alguna de las imágenes, basta con un poco de calcita para proceder al análisis. En consecuencia, no afecta al arte rupestre, como ocurre con la datación del carbono 14 AMS, y se garantiza su integridad.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD