Menú

Alan Turing es indultado 61 años después de su condena

El británico, héroe de guerra tras descifrar el código Enigma alemán durante la Segunda Guerra Mundial, fue condenado en 1952 por ser homosexual.

4
Alan Turing. | National Portrait Gallery, Londres

El matemático y pionero de la informática murió en 1954, a los 41 años, envenenado con cianuro. Aunque el forense determinó que había sido un suicidio, su familia y algunos biógrafos han mantenido que fue un accidente. Año y medio antes había sido condenado por prácticas homosexuales y el tratamiento químico al que se sometió para evitar la cárcel le había provocado una depresión.

A sugerencia del Gobierno, que actuó impulsado por una petición popular, la reina Isabel II ha concedido el perdón a Turing. "Alan Turing fue un hombre excepcional con una mente brillante", ha afirmado el ministro de Justicia, Chris Grayling, que fue quien pidió a la soberana que emitiera el indulto al amparo de la Real Prerrogativa de Misericordia. "Turing se merece ser recordado y reconocido por su fantástica aportación a los esfuerzos de guerra y por su legado a la ciencia. Un indulto de la Reina es un tributo adecuado para un hombre excepcional", incidió el responsable de Justicia.

En septiembre de 2009, el entonces primer ministro, el laborista Gordon Brown, ya se disculpó públicamente por la condena a Turing: "Lo siento, merecías algo mucho mejor". No obstante, los Lores negaron el indulto porque "fue condenado correctamente por lo que en su tiempo era un delito" y que debían "aceptar que condenas como ésta tuvieron lugar y, en lugar de intentar alterar el contexto histórico y corregir lo que no puede ser corregido, asegurarnos de que nunca más volveremos a cometer los mismos errores".

Alan Turing, un genio matemático

Turing fue uno de los principales pioneros en los campos de la informática moderna y la inteligencia artificial, teniendo entre sus logros la llamada máquina de Turing –un artilugio teórico que permitía distinguir qué problemas se pueden solucionar mediante ordenadores y cuáles no– y el test de Turing, una prueba para establecer cuándo una máquina se ha convertido en un ser inteligente.

Turing también trabajó durante la II Guerra Mundial (1939-1945) en el descifrado de los códigos nazis, particularmente los de la máquina alemana Enigma. Asimismo, el científico dirigió la sección naval Enigma de Bletchley Park, centro inglés de descifrado de códigos germanos durante la contienda, con lo que contribuyó decisivamente a la derrota de la Alemania de Adolf Hitler.

A comienzos de 1952, un joven amante de Turing robó en su casa. Al denunciarlo, Turing reconoció su homosexualidad ante la Policía, con la misma naturalidad con que lo había hecho durante toda su vida. El problema es que por aquel entonces era ilegal, así que fue detenido y condenado por indecencia. Pese a que su papel crucial en la guerra no fue completamente conocido hasta los años 70, se le permitió cambiar la cárcel por un tratamiento de hormonas, por deferencia a sus méritos militares. Turing, que siempre había sido un atleta, vio cómo con aquellas drogas le crecían los pechos y se ponía fofo, lo que le llevó a la depresión.

Se le encontró muerto en el verano de 1954. Había mordido una manzana impregnada con cianuro. Tenía 41 años.

En Tecnociencia

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Jorge Javier, al descubierto: un micrófono abierto destapa su gran mentira
    2. Grosera manipulación de La Sexta con el acto de VOX: Abascal "llegó a amenazar con salir"
    3. Trescientos curas catalanes 'procesistas' piden a los obispos de España que no repitan el error de la Guerra Civil
    4. Un nuevo sondeo saca los colores a Tezanos: Ciudadanos y PP rozan la mayoría absoluta en Andalucía
    5. Junqueras prepara un trío sin Puigdemont
    0
    comentarios

    Servicios