Menú

Nanotecnología, la ciencia que cambiará nuestras vidas

El científico asturianos explica desde el MIT cómo los avances en esta ciencia harán viable la energía solar y curarán incluso la ceguera.

0
El científico asturianos explica desde el MIT cómo los avances en esta ciencia harán viable la energía solar y curarán incluso la ceguera.
Amador Menéndez Velazquez, recibiendo uno de los Premios Prismas 2013. | Flickr/CC/Museos Científicos Coruñeses

Todo objeto o cuerpo que vemos o tocamos está formado por lo que llamamos materia. Se sabe que la materia está formada por átomos, y según se coloquen esos átomos, tenemos un objeto u otro. Por ejemplo, los átomos de carbono colocados de una forma determinada, dan como resultado la mina del lápiz convencional, y si se colocan de otra manera, pueden dar como resultado un diamante. A la ciencia encargada de manipular los átomos de la materia se le llama nanotecnología.

La nanotecnología utiliza materiales como el grafeno, los puntos cuánticos y los nanotubos de carbono para lograr sus objetivos. Unos fines que quizá en un futuro podrían dar como resultado dispositivos sacados directamente de la ciencia ficción como capas de invisibilidad, teletransporte, ojos biónicos o seres humanos mitad hombres y mitad máquinas.

Hablamos sobre nanotecnología con el científico asturiano Amador Menéndez Velázquez, jurado de los Premios Príncipe de Asturias de la Investigación Científica. Trabaja como investigador en el prestigioso MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) y ha sido galardonado con reconocidos premios científicos.

Después de crear el software MOLFINDER, que cruza la barrera de lo "invisible" para visualizar los mundos atómicos, aterriza en el MIT. ¿En qué se basan sus investigaciones?

Trabajo en el departamento de Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), donde junto con otros investigadores, hemos diseñado un revolucionario sistema de captación de la energía solar más barato y eficiente que los convencionales, consistente en unas pinturas fotovoltaicas que, extendidas sobre los cristales de las ventanas de un edificio, lo convierten en una central eléctrica a pequeña escala, atrapando la luz del sol y transformándola en electricidad. Con esta tecnología se aumenta un 16% la eficiencia en la captura de la luz solar, hasta alcanzar un 81%, la más alta hasta ese momento.

Nos preocupa cada vez más el desarrollo sostenible del planeta. ¿Podremos abastecernos en un futuro de la energía solar en lugar de utilizar petróleo?

Seguro que todo llegará. Aunque actualmente, una sola hora de sol bastaría para abastecer la demanda energética de la humanidad durante un año, actualmente existen barreras, ya que el problema lo tenemos en convertir esa radiación en electricidad.

Las ventanas de nuestras casas del futuro estarán cubiertas de unas pinturas especiales. ¿Cómo se llaman y qué características tendrán?

Las casas del futuro, en lugar de ventanas, tendrán células solares fotovoltaicas, cubiertas con una pintura luminiscente, capaz de convertir la energía solar en electricidad. Esto se consigue con nanomateriales, que son buenos captadores de la energía del sol y al mismo tiempo son baratos.

Hemos visto en muchas películas cómo objetos diminutos se metían en nuestras venas y viajaban por nuestro cuerpo en busca de células malignas. ¿Ficción o realidad?

Lo que parecía imposible va tomando forma, aunque queda un largo recorrido. Actualmente la nanotecnología aplicada a la medicina ha creado unas partículas inteligentes que se introducen en el cuerpo humano y destruyen las células cancerígenas. Esto se consigue con un diminuto dispositivo nanotecnológico, que se llama "farmacia en un chip", y con el que es posible controlar la liberación de medicamentos en dosis adecuadas y en momentos específicos. El autor de este descubrimiento es un genio que se llama Robert Langer, y dirige en el MIT uno de los laboratorios biomédicos más importantes del mundo.

Muchas personas fallecen porque les fallan los órganos. ¿Será capaz la nanotecnología de regenerar órganos humanos?

Los avances en medicina regenerativa son sorprendentes. Robert Langer logró crear una oreja sobre el lomo de un ratón; él mismo dice que hay que convencer a las células para llevarlas a un sitio en concreto. Langer, junto con Vacanti, han sido capaces de regenerar piel. Por tanto, los avances en este campo lograrán regenerar tejidos y órganos.

La nanotecnología ha avanzado muy rápido: ya se ha creado un ojo biónico que en un futuro no muy lejano permitirá ver a personas que ahora no pueden.

¿Cuáles son los principales campos de investigación para la nanotecnología?

Sin lugar a dudas, el campo de la salud humana y el desarrollo sostenible del planeta son las prioridades para la nanotecnología en estos momentos.

La ciencia debe, o debería, ser libre y para todos. Política y ciencia, ¿son incompatibles?

La ciencia debería ser una apuesta de continuidad, y por ello libre de políticas a corto plazo.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD