Menú

Apoyo masivo de los europeos a eliminar el cambio de hora

La Comisión Europea debatirá este jueves y viernes la eliminación, aunque no se espera una decisión todavía.

0
Reloj del Observatorio de Greenwich con la hora... de Greenwich. | Flickr/CC/eGuide Travel

Más de 4,6 millones de europeos participaron en la encuesta online que la Comisión Europea abrió entre principios de julio y mediados de agosto, una participación sin precedentes en este tipo de procesos. Y según una filtración a la agencia alemana DPA más del 80 por ciento votó por no seguir cambiando los relojes en marzo y octubre. No obstante, 3 millones de los votantes serían alemanes, que parecen ser quienes más hartos están de la medida.

Aunque obviamente una encuesta online no es vinculante, el resultado se suma a la votación de febrero del Parlamento Europeo tras una iniciativa de Finlandia, que aprobó con 384 votos a favor, 153 en contra y 12 abstenciones que la Comisión evaluara "exhaustivamente" la directiva de 1981 que obliga a todos los países a cambiar la hora en verano.

La Unión Europea permite que cada país determine su huso horario, pero obliga a que todos los países tengan que cambiar de hora los mismos días de marzo y octubre. La modificación que se debate no implicaría dar libertad a cada país sino imponer a todos la abolición del cambio de hora, aunque luego cada estado miembro pueda regular el huso o husos horarios que sigue. Si la Comisión decide finalmente tomar esa decisión, el debate se centrará en qué horario suprimir en un primer momento, si el de verano o el de invierno. O lo que es lo mismo, si el último cambio de hora lo haríamos en marzo o en octubre.

La mayor parte de los países que cambian la hora lo hacen bajo la idea de que se ahorra energía, de ahí que por ejemplo España lo adoptara durante la crisis petrolera de 1973, junto con la limitación de la velocidad en autopistas. Pero los beneficios energéticos del horario de verano están lejos de ser claros y, en el mejor de los casos, son bastante reducidos. A cambio, quienes proponen acabar con él citan efectos negativos en la salud, desde fatiga o falta de concentración hasta incluso depresión. En todo caso, no sería de extrañar que la razón real por la que tantos europeos han votado en contra es por la incomodidad que supone.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios