Menú

La Comunidad de Madrid prohíbe los velatorios de fallecidos por coronavirus

Se quiere evitar el contacto físico con el cadáver o con cualquier material que pudiera estar contaminado.

0
Se quiere evitar el contacto físico con el cadáver o con cualquier material que pudiera estar contaminado.
Tanatorio de la M30. | Wikipedia

La Comunidad de Madrid con 31 fallecidos y 1.388 contagiados es la región española más afectada por el Covid-19. Por ello, la región ha activado un protocolo de prevención y ha cerrado colegios, universidades, polideportivos y centros de ocio. Además, el Ministerio de Sanidad ha prohibido las reuniones de más de 1.000 personas.

A estas medidas se une la prohibición de velar a los fallecidos por coronavirus en la región. La directora general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Carmen Yolanda Fuentes, ha explicado en un comunicado que es obligatorio trasladar al tanatorio el cadáver contaminado para "introducirlo directamente en una cámara frigorífica" para después incinerarlo o enterrarlo, "sin llevar a cabo velatorio".

Fuentes también ha detallado las pautas a seguir después de este tipo de muertes. Se debe "permitir el acceso de familiares y amigos para una despedida, en el lugar de fallecimiento, sin establecer contacto físico con el cadáver ni con cualquier material que pudiera estar contaminado". En ese momento, el cuerpo tiene que introducirse en una bolsa sanitaria estanca debidamente desinfectada y, posteriormente, en un féretro.

Estas medidas las ha llevado a cabo la Consejería de Sanidad después de que la Empresa Municipal de Servicios Funerarios de Madrid les pidiese recomendaciones para actuar frente a casos de fallecidos por coronavirus. Hasta este jueves, tanatorios públicos como el de la M-30 sí estaban permitiendo velatorios pero "aplicando un protocolo de prevención desde el minuto 0" porque el virus podía permanecer en alguno de los órganos del fallecido. Los centros dependientes de esta empresa gestionada por el Ayuntamiento de Madrid seguían las medidas anunciadas por el Ministerio de Sanidad como, por ejemplo, realizar los velatorios con el ataúd cerrado, restringir las autopsias y las prácticas de tanatopraxia (higiene y tratamiento del cadáver). Los centros también han colgado carteles para reducir al máximo los abrazos y las muestras de cariño. Sin embargo, como ha asegurado un trabajador de la Empresa Municipal de Servicios Funerarios a Libertad Digital "la afluencia de personas no se ha reducido".

Antes de que la Comunidad de Madrid enviase esta normativa, hace unos días las principales funerarias privadas como Parcesa o Interfunerarias ya habían prohibido los velatorios de fallecidos por Covid-19 "para evitar contagios y para proteger a sus empleados".

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios