Menú

Los riesgos del dióxido de azufre: "Una exposición prolongada puede provocar la muerte"

La nube de SO2 se extenderá este jueves por España, pero el Instituto Volcanológico de Canarias circunscribe el problema a los habitantes de La Palma.

La nube de SO2 se extenderá este jueves por España, pero el Instituto Volcanológico de Canarias circunscribe el problema a los habitantes de La Palma.

Descontado ya el destrozo de cientos de casas, fincas e infraestructuras, la preocupación de los expertos pasa ahora por el riesgo que la erupción del volcán de Cumbre Vieja pueda tener para la salud de los habitantes de La Palma. Las coladas de lava que avanzan sin descanso por los municipios de la isla emiten, entre otros, CO2 y dióxido de azufre, gases "altamente tóxicos" para los ciudadanos y que ya provocaron la muerte de una persona durante la erupción del Teneguía en 1971.

A priori, el CO2 es el más preocupante, ya que "las altas concentraciones son totalmente mortales", tal y como advierte David Calvo, portavoz del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan). "Además, el dióxido de carbono tiene una peculiaridad y es que no lo hueles, por lo que caes en un minuto".

En este caso, sin embargo, la ventaja es que, al estar en un entorno abierto, el CO2 "se dispersa muy rápido en la atmósfera", por lo que únicamente representaría un peligro real para aquellos que se acercasen demasiado a la columna eruptiva sin ningún tipo de protección.

No sucede lo mismo con el dióxido de azufre, porque, según Calvo, "necesita dosis mucho menores para resultar problemático y no se disuelve tan bien". De ahí que los expertos se mantengan alerta. Causante de fenómenos como la lluvia ácida, el SO2 reacciona con el sudor o la saliva produciendo ácido sulfúrico. "No es que se te vaya a caer el brazo —explica Calvo-, pero sí que con una exposición prolongada puede provocarte incluso la muerte", por lo que es importante no acercarse a las coladas de lava sin un equipo adecuado.

En este caso, su presencia sí es fácil de identificar, ya que, entre otras cosas, desprende un olor muy característico. "Nosotros trabajamos en otros volcanes por el mundo y, aunque llevamos máscaras especiales, cuando te la quitas un segundo, lo primero que notas es un sabor a sangre en la boca de la quemadura que te está provocando", asegura el portavoz de Involcán.

Este jueves es más que probable que la nube de dióxido de azufre se extienda por toda España y la AEMET no descarta que se produzca lluvia ácida en las próximas horas. Sin embargo, Calvo envía un mensaje de tranquilidad: "A medida que se va alejando del foco emisor, el SO2 se va diluyendo. Es decir, aunque la nube de dióxido de azufre llegase a la península, nunca sería suficiente para provocar problemas —aclara—. Esto es un tema que probablemente va a circunscribirse a la Palma y, como mucho, a alguna isla más".

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad