Menú

El virólogo estrella de Alemania augura que la pandemia en España acabará en primavera

Alemania se enfrenta al reto de subir la tasa de vacunación mientras la cifra de casos se multiplica.

Alemania se enfrenta al reto de subir la tasa de vacunación mientras la cifra de casos se multiplica.
Un mercadillo alemán restringiendo la entrada a vacunados | EFE

Alemania sigue sumida en la, para ellos, cuarta ola de coronavirus: la incidencia semanal en todo el país pasa de 300 pero algunas zonas, como Sajonia o Baviera, supera los 800 o incluso los mil. El país mira las cifras con preocupación porque a pesar de las vacunas, también la presión se empieza a notar en los hospitales y ya hay voces que reclaman nuevas restricciones.

El motivo tras esta escalada está fundamentalmente en una vacunación estancada: frente a cifras como las de España, el país sólo ha conseguido inocular la pauta completa a un 67,6% de la población. El mensaje que se repite estos días en el país de forma insistente es pedir a la población que se vacune: las zonas con la incidencia disparada son también las que están registrando más rechazo a la vacuna. En Sajonia, sólo un 57,5% se ha vacunado.

En esta situación, el país está fijándose en los datos de España. E incluso Christian Drosten, el virólogo más conocido de Alemania y que ha asesorado al Gobierno de Angela Merkel, ha puesto fecha al final de la pandemia aquí en un intento más de motivar a los suyos para que se vacunen. En una entrevista en Der Spiegel, Drosten asegura que países con una tasa de vacunación muy alta como España o Portugal "dejarán la pandemia definitivamente atrás en primavera".

En la misma entrevista, Drosten sostiene que sólo una elevada inmunidad entre la población permitirá controlar los brotes e impedir que se siga saturando el sistema de salud. "Debemos entrar poco a poco en esa fase endémica", dice Drosten unos días después de que alabara a España por haber conseguido ya algo que se daba por imposible, la inmunidad de grupo.

"Entre los mayores de 60 años sólo hay una cuota de vacunación del 86%. No tiene sentido, es realmente peligroso", avisa Drosten en otra entrevista en Die Zeit, aunque rechaza una expresión que se está utilizando profusamente en Alemania, la de la "pandemia de los no vacunados". Explica que la clave ahora es rebajar la cifra de casos entre quien está vacunado y quien no lo está, mientras se intenta aumentar la tasa de vacunación y se inoculan terceras dosis. Sólo así, apunta, la enfermedad dejará de ser una amenaza para el sistema sanitario.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad