Menú

Pfizer puede desarrollar una nueva vacuna contra ómicron "en 100 días"

Las farmacéuticas se preparan para el reto de adaptar el fármaco contra la covid a la nueva variante, detectada de Sudáfrica, si fuese necesario.

0
Las farmacéuticas se preparan para el reto de adaptar el fármaco contra la covid a la nueva variante, detectada de Sudáfrica, si fuese necesario.
Dosis de la vacuna contra la COVID-19 del laboratorio BioNTech/Pfizer. | Christian Charisius/dpa/Pool/dpa

La alarma generada por ómicron ha obligado a las farmacéuticas a salir de nuevo a la palestra. A los expertos les preocupa la posibilidad de que la nueva variante de coronavirus tenga una mayor capacidad de transmisión o pueda escapar a la protección de las vacunas. Lo cierto es que, de momento, es pronto para llegar a una conclusión a este respecto. Pero las compañías responsables de los fármacos contra la covid se preparan para enfrentarse al reto. Algunas incluso tienen ya una previsión de lo que tardarían en adaptar la vacuna o incluso en desarrollar una nueva.

La posición más esperada era la de Pfizer, fabricante de una de las fórmulas contra el coronavirus más usadas en Europa y Estados Unidos. La compañía emitió un comunicado el pasado viernes, junto a su socio BionTech, para explicar que están analizando esta variante con el objetivo de determinar si su fármaco contra la covid podría necesitar algún tipo de "ajuste". Y además, este mismo martes, el presidente y director general de la compañía en España, Sergio Rodríguez Márquez, ha insistido en que -si fuese necesario- podrían desarrollar incluso una nueva vacuna, adaptada a ómicron, "en un período de 100 días".

Entretanto, el director general de Janssen en España y Portugal, Luis Díaz-Rubio Amate, ha anunciado que su compañía está "probando" la efectividad de su vacuna frente a la nueva variante ómicron y están "explorando el desarrollo de una vacuna específica si fuera necesario".

Por su parte, la directora de Corporate Affairs & Market Access de AstraZeneca España, Marta Moreno Mínguez, ha avanzado que la compañía ya está trabajando en los "retos" que plantea la nueva versión del Sars-Cov-2. Como ha explicado, están preparados para esta circunstancia. Las farmacéuticas sabían que era cuestión de tiempo. La esperaban.

El plan de la EMA

En la misma línea, la directora de la Agencia Europea del Medicamento, Emer Cooke, ha comunicado que cuentan con planes para acelerar la adaptación de las vacunas a la nueva variante detectada en Sudáfrica, si la situación lo requiere. El proceso -ha dicho- tardaría entre tres y cuatro meses.

En cualquier caso, ha insistido en una intervención en el Parlamento Europeo, se ha de mantener la calma. Se desconocen muchos elementos de la nueva variante para determinar si habrá que adaptar o no las vacunas existentes, ha explicado. "No sabemos todavía si esto se necesitará, pero en todo caso tenemos preparados planes de contingencia".

En todo momento, Cooke ha recalcado que no hay nada que indique que los fármacos contra la covid no sean efectivos contra esta variante y de facto lo son con respeto al resto. "Sabemos que el virus está mutando y habrá un punto en el que tengamos que cambiar el enfoque actual", ha expuesto. Por eso, la posición de la EMA es la de "recomendar la dosis de refuerzo".

¿Por qué preocupa?

Ómicron presenta más de treinta mutaciones en la proteína S (espícula), algo que preocupa a los expertos debido a que la mayoría de las vacunas están basadas en esa proteína. Prestan especial atención a las 15 que están en la zona de unión al receptor, la que interactúa con las células para infectarlas, ya que podrían afectar a la capacidad de transmisión del virus e incluso a la protección de los fármacos contra la covid.

De momento, no hay ninguna evidencia científica que indique un posible escape vacunal. Es cierto que algunos de los infectados con la nueva variante tenían la pauta completa, pero presentan síntomas leves. En este punto, cabe recordar que la función fundamental de la vacuna contra la covid es la de proteger de los síntomas graves o la muerte. Otorga una inmunidad funcional. Es decir, que no impide la infección. Aunque los estudios científicos más recientes sí indican que los vacunados con pauta completa se infectan menos, y -en caso de infectarse- también contagian en menor medida.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia