Menú

Así es el escondido centro que protege la reserva de semillas españolas, el 'arca de Noé' para sequías o catástrofes

Este centro vela por conservar y coordinar el uso de las semillas a nivel nacional ,además de mantener su material genético durante décadas.

Este centro vela por conservar y coordinar el uso de las semillas a nivel nacional ,además de mantener su material genético durante décadas.
En el interior del centro que protege la reserva de semillas españolas

Casi aislado, a las afueras de Madrid y muy cerca de la localidad de Alcalá de Henares se encuentra el Centro de Recursos Fitogenéticos español, activo desde el año 1983. Allí se guarda la gran reserva de las semillas de España, un material genético que constituye la base de casi toda nuestra alimentación, conservadas vivas o durmientes, custodiadas y vigiladas por unas 25 personas.

Luis Guash, director del centro, explica cuál es el proceso de trabajo y en qué consiste un centro de estas características, desconocido para la inmensa mayoría de la población, pero al mismo tiempo imprescindible para su supervivencia.

Distribuida por toda España hay una red nacional de colecciones de semillas que dependen de organismos como la Administración General del Estado, de las Comunidades Autónomas o de algunas universidades. Por un lado está la copia de seguridad de toda la red nacional de cultivos por semillas y la colección activa de cereales leguminosas.

"En un ordenador tienes tu disco duro y luego deberías tener copias de seguridad de tu trabajo. Eso es lo que tenemos en el Centro de Recursos Fitogenéticos", explica Luis Guasch.
"Cuando tu quieres recuperar un archivo perdido vas a la copia de seguridad de tu disco duro externo. Nosotros estamos para eso, como reserva de seguridad por si se pierden, desparecen o mueren los tipos de semillas de cereal que se cultivan y se consumen en el territorio nacional", asegura.

Siguiendo el paralelismo con el mundo de la informática, Guash recuerda que también existe "una copia de seguridad mundial de las semillas de cada país en la nube", que es el Banco Mundial de Svalvard, en Noruega y en el que España acaba de depositar más de mil variedades. "Para recurrir a la reserva noruega tendría que fallar todas las demás copias de seguridad a nivel nacional". El recurso noruego de almacenaje de semillas mundial sólo protege unas 1000 semillas de las muestra total de 45.000 que existen en el centro de Recursos Fitogenéticos, el verdadero Arca de Noé de las semillas españolas.

Cómo se realiza el proceso de conservación

Las semillas llegan como muestras parcialmente limpias, desde diferentes fuentes, como los propios agricultores o los centros de cada Comunidad Autónoma. "Nosotros íbamos a los pueblos a recoger de agricultores mayores, de los que llevaban sembrando toda la vida, para ir recopilando el material genético de los cereales que se producían en España, algunas de estas variedades ya están descatalogadas y no se cultivan, pero sí se guardan en el centro" continúa explicando el director.

Una vez secadas y limpiadas las semillas se embasan en tarro o en lata. Una vez hecho esto, se introducen en los recipientes y se almacenan a baja temperatura para ralentizar el metabolismo de las semillas para que aguanten más tiempo. En la sala de refrigerado o cámara activa, a unos 10 grados bajo cero, hay miles de muestras, con todas las baldas y las estanterías perfectamente clasificadas. En otra cámara de refrigerado, la base, esta con 20 grados bajo cero, el frío nada más entrar es verdaderamente helador. Unas 45.000, que están conservadas a esta temperatura y siguen teniendo germinación después de 40 años almacenadas en esas condiciones. En este almacén se encuentra también la semilla más antigua recolectada por españoles que data de 1927, que es un trigo. La más antigua española, recolectada por otro país, Estados Unidos, data de 1901. Esta semilla fue repatriada en 1992.

Como curiosidad Guash relata que las semillas pueden tener una vida larga en este tipo de reserva, aunque depende del lugar y las condiciones de conservación. En un armario por ejemplo, podría durar unos 10 años, en un congelador, perfectamente secas, la vida de la semilla y sobre todo, su capacidad de germinación se alarga hasta los 40 o 50 años.
Esto no es un museo, esto es un almacén de material vivo y como tal requiere financiación, personal especializado y tiempo. Si las muestras que aquí almacenamos estuvieran muertas, hablaríamos de otro tipo de centro.

España lleva más de mil semillas en el Banco Mundial de Semillas

Por primera vez, esta instalación incorporará variedades procedentes de España, país de gran riqueza en biodiversidad al ser puente entre Europa, Iberoamérica y África. Las semillas se transportarán congeladas a -20ºC.

"Las primeras 1.080 variedades españolas ya están preparadas en congeladores del INIA-CSIC", detalla Guasch. "De ellas: 300 son cereales de invierno, 114 de las cuales corresponden a trigos; 510 son leguminosas, de las que 189 son judías; 200 son hortícolas, 81 de ellas tomates, y 108 variedades de maíces", añade. El período de duración del depósito suele ser de 10 años renovables.

Más de 89 depositarios ya han enviado sus muestras Svalbard, entre ellos se encuentran los centros internacionales de conservación vinculados a la FAO, los grandes países y la gran mayoría de estados europeos.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador