Menú

Las tiendas de mascotas se manifiestan contra la ley animalista de Belarra que les dejará en la ruina

Los comerciantes de animales exóticos aseguran que están hartos de que se les señale como a delincuentes y alertan de la quiebra del sector.

Los comerciantes de animales exóticos aseguran que están hartos de que se les señale como a delincuentes y alertan de la quiebra del sector.
Tienda de mascotas en Burgos. | LD

Los propietarios de las tiendas de mascotas, pajarerías y comercios de animales exóticos de toda España saldrán a las calles este domingo, 5 de febrero para manifestarse en contra de la ley de Bienestar Animal del Ministerio de Ione Belarra. Aseguran que están hartos de que se les señale y se les persiga "como a delincuentes" y denuncian que esta "ley radical animalista impuesta sin ningún tipo de consenso" les deja sin futuro, porque cuando se apruebe, les prohibirá vender cualquier tipo de animal y supondrá la ruina de un sector que genera unos 3.500 millones de euros anuales y 200.000 empleos directos e indirectos.

"Las tiendas, comercio, cría y aficionados a los animales exóticos vemos una seria amenaza a las libertades e incluso a los propios animales" en el borrador de la ley de Bienestar Animal (ahora conocida como ley de protección de los derechos y el bienestar de los animales), denuncian el grupo de tiendas que ha convocado esta manifestación.

La ley, todavía no aprobada, prohibirá la comercialización de perros, gatos y hurones en las tiendas de animales, así como su exhibición y exposición al público con fines comerciales. Además, incluirá la creación de un listado positivo con las mascotas permitidas, entre las cuales no estarán muchas que a día de hoy sí son legales: loros, guacamayos, tortugas, multitud de roedores, reptiles en general, algunas variedades de periquitos…

"Un mascoticidio"

Hasta ahora, se funcionaba con el sistema CITES, un tratado sobre comercio de especies silvestres ratificado por 183 países. Según ese tratado, está totalmente prohibido tener y comerciar con especies silvestres. Sin embargo, en el caso de los animales nacidos y criados en cautividad, se permite a los estados conceder excepciones emitiendo un certificado. La ley animalista de Belarra elimina el sistema CITES y directamente prohíbe tener cualquier animal que no esté incluido en el listado positivo.

"No han pensado en las consecuencias de estas medidas. Es un mascoticidio", denuncian las tiendas de exóticos. "La prohibición para la tenencia, cría y comercio de las más de 1.600 especies protegidas que hay en España, trae consecuencias graves para la fauna y sus ecosistemas, ya que, gracias a la tenencia y cría entre aficionados particulares y profesionales, así como el comercio especializado, contamos con el mayor reservorio genético de estas especies, lo que supone para muchos de estos animales la salvación de la extinción global a causa de la deforestación principalmente."

También recuerdan que "cada animal nacido en entornos controlados es un número más que se suma a la especie y un número menos que se extrae de la naturaleza, así como un individuo más, para programas de conservación y recuperación de fauna en su lugar de origen".

Prohibir los animales exóticos que la gente habitualmente tiene en sus casas y se pueden adquirir de un modo controlado y seguro tanto para los propietarios como para los propios animales solo atraerá al "mercado negro", en opinión de los propietarios de tiendas de mascotas. "No es una ley de bienestar animal si no de derechos y dignidad de los animales que nada tiene que ver con el propio bienestar. Además, incrementará el número de abandonos y potenciará el mercado negro viendo una oportunidad de negocio en esta ley".

200.000 empleos y 3.500 millones al año

A nivel económico, la Asociación Española de la Industria y el Comercio del Sector del Animal de Compañía (AEDPAC), que representa al 80% del sector, alerta de que se está poniendo en juego "más de 200.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos" en un sector que "mueve la cifra de 3.500 millones de euros al año". En un comunicado, AEDPAC ha pedido también la retirada de la ley y anuncia su intención de sumarse a la manifestación del domingo: "Nuestra industria continua gravemente amenazada, máxime cuando las prohibiciones que nos afectan no presentan significativos avances en el bienestar animal".

De este modo, los manifestantes reclaman "una regulación más equilibrada entre estos cuatro conceptos, obligaciones, responsabilidades, derechos y libertades" para "regular en lugar de prohibir".

Bajo los lemas "Stop ley animalista" y "Exóticos pero familiares", la manifestación del próximo domingo, 5 de febrero partirá de la puerta del Sol a las 11:40 horas y recorrerá varias calles hasta llegar al Ministerio de Asuntos Sociales y Agenda 2030, lugar donde se leerán los manifiestos.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro