Menú

Belarra despenaliza la zoofilia si no produce lesiones al animal

La reforma del Código Penal considera que las relaciones sexuales con animales solo son un delito en el caso de que haya lesiones.

La reforma del Código Penal considera que las relaciones sexuales con animales solo son un delito en el caso de que haya lesiones.
Ione Belarra, Irene Montero, Lilith Verstrynge y Alejandra Jacinto en un desayuno informativo. | EFE

La nueva Ley de Bienestar Animal propuesta por el Ministerio de Ione Belarra y aprobada el pasado jueves a pesar de la enmienda del PSOE que excluye a los perros de caza, incluye multas de hasta 200.000 euros para las propietarios de las perras que se queden preñadas si no están dados de alta como criadores o penas de prisión de doce a veinticuatro meses por matar a una rata que se cuele en casa.

Por lo general, se aumentan todas las sanciones de los delitos que provoquen lesiones o la muerte de cualquier animal vertebrado, así como su abandono. Sin embargo, la zoofilia, las relaciones sexuales con animales, hasta ahora considerada un delito penal, dejará de serlo con la reforma del Código Penal en materia de maltrato animal aprobada en el congreso el pasado 9 de febrero, siempre y cuando, no produzca lesiones en el animal.

En el año 2015, el Congreso aprobó una reforma del Código Penal propuesta por el PP para endurecer las penas por maltrato, abandono y, por primera vez, por la explotación sexual de animales en España. Curiosamente, esta reforma también sirvió para elevar de 13 a 16 años la edad de consentimiento sexual, tipificó como delito el matrimonio forzado y aumentaba los castigos a la pornografía infantil.

En aquel momento se consideró que, al igual que los niños, los animales no tienen capacidad de consentir y, por ese motivo, se incluyó la zoofilia como una nueva conducta delictiva consistente en la explotación sexual de los animales, con independencia de que se causen lesiones que menoscaben gravemente su salud o la muerte del animal.

El artículo 337.1 del Código Penal señalaba textualmente:

Será castigado con la pena de tres meses y un día a un año de prisión e inhabilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales, el que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente, causándole lesiones que menoscaben gravemente su salud o sometiéndole a explotación sexual, a un animal doméstico o amansado, un animal de los que habitualmente están domesticados, un animal que temporal o permanentemente vive bajo control humano, o cualquier animal que no viva en estado salvaje.

(Añadido al artículo original) El principal debate sobre si la zoofilia es legal en España reside en la ambigüedad del término "explotación sexual" recogido en artículo 337.1 del Código Penal y las dudas sobre si debe existir un ánimo de lucro para que el sexo con animales se considere un delito. Sin embargo, los juristas consultados por Libertad Digital coinciden en que. teniendo en cuenta que los animales no tienen capacidad de consentimiento, "cualquier relación sexual entre una persona y una animal conlleva explotación", por lo que, de facto, el artículo 337.1 supone la inclusión de la zoofilia como un delito penal en España desde el año 2015.

¿Es legal la zoofilia en España?

Con la reforma del Código Penal recientemente aprobada en el Congreso, se suprime el artículo 337 y se introduce en el libro II un nuevo título XVI bis que quedará rubricado como: "De los delitos contra los animales" y queda redactado de la siguiente manera:

"Será castigado con la pena de prisión de tres a dieciocho meses o multa de seis a doce meses y con la pena de inhabilitación especial de uno a cinco años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales el que fuera de las actividades legalmente reguladas y por cualquier medio o procedimiento, incluyendo los actos de carácter sexual, cause a un animal vertebrado lesión que requiera tratamiento veterinario para el restablecimiento de su salud".

Es decir, se elimina la explotación sexual de los animales como delito independiente. A partir de ahora sólo será punible en el caso de que cause una lesión al animal. Esto resulta sorprendente viniendo precisamente de Unidas Podemos, el partido que estableció que perros, gatos y demás animales pasasen a ser considerados seres sintientes o seres vivos dotados de sensibilidad.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Libro
    • Máster