Menú

Por qué la primera misión privada a la Luna nunca logrará alunizar

Se da por hecho que la sonda Peregrine nunca se posará en nuestro satélite tras un fallo "crítico" que se intentó solventar sin éxito.

Se da por hecho que la sonda Peregrine nunca se posará en nuestro satélite tras un fallo "crítico" que se intentó solventar sin éxito.
La primera imagen enviada desde la sonda. | Astrobotic

La que iba a ser la primera misión a la Luna de carácter privado nunca llegará a su destino: la sonda Peregrine, de la compañía estadounidense Astrobiotic, fue lanzada con éxito en colaboración con la NASA el pasado lunes desde Cabo Cañaveral mediante el cohete Vulcan Centaur, de United Launch Alliance. Sin embargo, un fallo "crítico" en la propulsión evitará un aterrizaje "suave" en la Luna y que entre en funcionamiento el instrumental preparado para operar en la superficie. La misión llevaba, además, muestras de ADN de tres expresidentes y cenizas de actores de la serie de televisión original Star Trek.

Según explicaron la compañía y la NASA tras el lanzamiento, la misión sufrió una pérdida crítica de combustible que evitó que los paneles solares de la sonda se orientaran correctamente. "Desafortunadamente se produjo una anomalía que impidió a Astrobotic lograr una orientación estable hacia el Sol", resumió la compañía.

Aunque en las últimas horas se logró recuperar la comunicación con la nave y reorientar los paneles, los expertos han descartado que la nave tenga energía suficiente para acabar su travesía y lograr posarse en el satélite.

Desde la NASA, han destacado que a pesar de este fracaso el programa de colaboración con empresas privadas para enviar misiones al satélite continuará. "Cada éxito y revés son oportunidades para aprender y crecer", dijo en un comunicado Joel Kearns, administrador asociado adjunto de exploración en la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en Washington. "Utilizaremos esta lección para impulsar nuestros esfuerzos para avanzar en la ciencia, la exploración y el desarrollo comercial de la Luna". ULA, la empresa detrás del cohete Vulcan, enfatizó cómo el lanzamiento ha supuesto "un paso más para volver a llevar humanos a la luna".

Un mensaje similar ha lanzado el astrofísico Javier Armentia En Casa de Herrero, de esRadio, donde ha señalado que se trata de un "fracaso sólo en parte", porque el lanzamiento en sí fue un éxito aunque ya esté "fuera de toda duda que no se va a conseguir" que la sonda se pose en la Luna. El divulgador ha explicado cómo la pérdida de combustible de uno de los motores ha hecho que la sonda no vaya a tener energía para "poder maniobrar e insertarse en órbita" tras viajar más de veinte días de la Tierra a la Luna. El objetivo ahora es dirigir la nave para que logre situarse lo más cerca posible del satélite pero las misiones originales se dan por perdidas.

Preguntado por este fracaso décadas después de que el hombre lograra llegar a la Luna, Armentia ha explicado que toda misión tiene "factores y puntos críticos", que implican que un pequeño fallo pueda convertirse "en un desastre total". "La tecnología que usamos está pensada para que haya los menores puntos críticos posibles pero no se está exento de problemas", ha apuntado. "Deberíamos ser más humildes: fuimos a la Luna pero casi fue porque tuvimos mucha suerte".

El astrofísico ha enfatizado algunos de los logros conseguidos, como el hecho de que Vulcan sea un cohete novedoso, que "usa metano como combustible principal", y ha recalcado que mucha de la tecnología que se está ensayando, incluso cuando falla, "permite que las siguientes sean más seguras y eficientes". "Lo que sí cabe pensar es que la próxima misión" con compañías privadas, que se producirá en febrero, "tenga más suerte y podamos hablar de los primeros éxitos" de este programa.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro