Menú

Cómo evitar multas de hasta 10.000 euros si viajas con tu mascota esta Semana Santa

La ley de Bienestar Animal incluye un capítulo entero dedicado al transporte de los animales de compañía.

La ley de Bienestar Animal incluye un capítulo entero dedicado al transporte de los animales de compañía.
Llevar al perro en el habitáculo del conductor sin su sujeción está multado. | Pixabay/CC/EddieKphoto

Arranca la Semana Santa y aunque la predicción meteorológica no es muy halagüeña, el turismo rural celebra que la ocupación media ronda el 75%. Además del deseo de perderse y desconectar de la rutina a un precio razonable, muchos españoles eligen destinos rurales para disfrutar del medio ambiente en compañía de sus mascotas. La ley de Bienestar Animal incluye un capítulo entero dedicado al transporte de los animales que los viajeros deben tener en cuenta para evitar multas de hasta 10.000 euros o de hasta 50.000 en el caso de que el animal padezca sufrimiento o daño físico.

Sobre las condiciones generales de transporte de animales, la ley señala que el responsable de los mismos tiene que garantizar que esos animales "están en condiciones de realizar el viaje previsto" y que "se atienden todas las necesidades fisiológicas y etológicas" (las relativas a su comportamiento).

Además, el transporte de animales de compañía "deberá realizarse en habitáculos adaptados especialmente para ellos, salvo que viaje en el mismo espacio que su responsable", cumpliendo en todo caso la normativa de seguridad vial. Además, señala que el habitáculo o jaula en el que se transporta, "debe ser adecuado en función de la especie, tamaño y necesidades fisiológicas del animal, disponiendo de espacio suficiente para evitar el hacinamiento".

Y aunque el calor todavía no aprieta como en los meses estivales, la ley animalista señala que el vehículo "debe disponer de un sistema de climatización y ventilación a efectos de mantener a los animales dentro de su rango de confort". Aunque la ley no lo especifica, los expertos veterinarios señalan que la temperatura ambiental "adecuada" para un perro es de 13 a 26°C y para los gatos oscila entre los 30 y 38ºC, aunque todo depende de la raza.

También hay que tener en cuenta el artículo 13 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, que establece que el conductor debe garantizar que nada le entorpece ni dificulta su visibilidad. Para eso debe procurar "la adecuada colocación de objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos", según explica la DGT.

A la espera de conocer el desarrollo reglamentario de la ley y su aplicación en las diferentes comunidades autónomas, los agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado son los encargados de determinar inicialmente si se están vulnerando los derechos y bienestar de los animales, lo cual deja a los propietarios en un evidente caso de inseguridad jurídica.

Multas y sanciones penales

La DGT impone multas de hasta 100 euros si el animal va suelto en el coche y de entre 200 y 500 euros si va dentro del habitáculo del conductor sin su sujeción correspondiente. La sanción no implica pérdida de puntos del carnet de conducir.

Sin embargo, desde la entrada en vigor de la ley de Bienestar Animal, las sanciones pueden ser mayores. Cualquier incumplimiento de esta norma, por acción u omisión, se considera una una infracción leve penada con multas de hasta 10.000 euros siempre y cuando no se provoque daños físicos ni alteraciones en el comportamiento del animal. En el caso de que padezca daño o sufrimiento, se considera una infracción grave, multada con hasta 50.000 euros.

Consejos de los expertos para viajar con mascotas

A falta de una normativa más concreta, la DGT y los expertos veterinarios ofrecen una serie de consejos y recomendaciones para el transporte de animales tales como:

  • La normativa de tráfico dicta que los animales deben estar bien sujetos al vehículo para evitar que interfieran en la conducción. Se colocará un separador que impida que ocasione molestias o pueda ser causa de distracciones.
  • Recuerda que pueden reclamarte su identificación y su cartilla sanitaria.
  • No debes atar la correa de tu mascota al cinturón de seguridad, porque no impide que salga disparada en caso de impacto frontal.
  • No permitir que saque la cabeza por la ventanilla.
  • No puedes llevar a la mascota en los asientos delanteros o suelto dentro del habitáculo o del maletero.
  • Si el animal es pequeño, lo más recomendable es colocar el transportín en el suelo, tras los asientos delanteros.
  • Si el animal es grande, el transportín debe ir en el maletero anclado al respaldo trasero en sentido transversal a la marcha.
  • Un arnés barato o un transportín de plástico de mala calidad no garantiza la seguridad de la mascota en caso de accidente.
  • No colocar objetos junto a la mascota.

Artículo 73. Infracciones leves.

Se considera infracción leve toda conducta que, por acción u omisión y sin provocar daños físicos ni alteraciones de su comportamiento al animal, conlleve la inobservancia de prohibiciones, cuidados u obligaciones establecidas legalmente o las derivadas del incumplimiento de responsabilidades administrativas por parte de los titulares o responsables del animal.

Se considera infracción grave toda conducta que por acción u omisión y derivada del incumplimiento de las obligaciones o de la realización de conductas prohibidas impliquen daño o sufrimiento para el animal, siempre que no les causen la muerte o secuelas graves

El incumplimiento de las obligaciones y prohibiciones exigidas por esta ley cuando se produzca la muerte del animal, siempre que no sea constitutivo de delito, así como el sacrificio de animales no autorizado

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios