Menú

Yomvi y Wuaki, obligados a deshabilitar Airplay

La industria de contenidos parece estar poniendo todos los impedimentos posibles al desarrollo de una oferta legal a través de internet.

LD/Agencias
5
Los videoclub online españoles compiten con una mano atada a la espalda. | Wuaki.tv

Seguramente a los usuarios asiduos de videoclubs online y dispositivos Apple esto no les sorprenda, puesto que ya lo habrán sufrido en sus carnes. En cualquier caso, ocurre que los proveedores de contenidos de populares videoclubs online requieren a estas plataformas que deshabiliten la reproducción física o vía AirPlay en el televisor desde su dispositivo móvil.

Recientemente, Canal+ actualizó su aplicación para dispositivos móviles Apple y desactivó la posibilidad de reproducir contenidos en el televisor, ya sea utilizando un conector HDMI o un Apple TV, vía AirPlay. En la descripción de la versión 1.4 explica claramente el objeto y el motivo de esta actualización: "Deshabilitadas las salidas de reproducción de vídeo, por AirPlay y conector físico, por requerimiento de los proveedores de contenidos".

Lo mismo ocurre con otros videoclubs online, como es el caso de Wuaki.tv. Aunque se tenga contratado el servicio Premium que ofrece tarifa plana de contenidos o se alquile alguna de las películas o series que exigen un extra, no es posible reproducir en la televisión los contenidos desde un iPad o un iPhone vía AirPlay. Así lo confirmaba recientemente la compañía a través de Twitter. Es decir, que si un usuario alquila una película en su tableta con la intención de reproducirla en su televisor a través del dispositivo de sobremesa de Apple, sencillamente no podrá.

No está claro el motivo para esta restricción de los proveedores de contenidos, pues parece que únicamente resta a la experiencia de usuario de los videoclubs y en ningún caso suma, lo que podría provocar que los consumidores den la espalda a estos servicios. Puede que el motivo de los proveedores de contenidos sea limitar el consumo de películas o series dentro del dispositivo móvil para tratar de incentivar el gasto dentro de los televisores.

En cualquier caso, no es una buena noticia para los videoclubs online de nuestro país, cuya oferta es pobre si la comparamos con la de otros que operan en Estados Unidos, sujetos a otros acuerdos de derechos de autor. Un usuario, con los contenidos por los que ha pagado y los dispositivos de su propiedad, cuando la tecnología lo permite y está preparada para ello, debería poder consumirlos cómo, dónde y cuándo quiera. Es la razón de ser de un videoclub online supuestamente multiplataforma. Y, evidentemente, esa no es la realidad.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation