Menú

El Gobierno prohibirá a los medios llegar a acuerdos privados con Google News

Los agregadores de noticias tendrán que negociar con Cedro si quieren seguir realizando su servicio.

34

Google News tendrá que negociar con los editores de los periódicos si quiere seguir prestando su servicio de noticias. Ésta es una de las partes más destacadas de la reforma que el Gobierno prepara de la Ley de Propiedad Intelectual y que, en este apartado, se dirige directamente contra los agregadores de noticias.

Cultura quiere que estas webs paguen a los creadores de contenido. Y como no ha encontrado otra fórmula, les obligará a hacerlo si quieren mantener sus páginas abiertas. ¿Qué pasará? ¿Cerrarán? ¿Pasarán por el aro? Pues aún no se sabe, habrá que esperar a que se apruebe la ley y se cumplan los plazos previstos por el Ministerio.

Desde hace años, existe una fuerte polémica acerca del servicio que realizan este tipo de páginas. Podría decirse que Google News y otras webs semejantes organizan una especie de periódico, que se conforma con los titulares y un pequeño texto que cogen de noticias de otras webs. Los editores siempre han alegado que es competencia desleal: su argumento es que se aprovechan del trabajo de sus periodistas y que muchos usuarios no visitan sus páginas porque con el pequeño resumen que les dan los agregadores tienen suficiente. La otra cara de la moneda es que este tipo de webs generan mucho tráfico hacia los medios tradicionales.

En Francia y en Alemania ya han intentado regular esta situación. El Gobierno de Hollande amenazó a la empresa estadounidense con una tasa en el caso de que no llegase a un acuerdo con los editores. Y Google pasó por el aro.

En Alemania, se aprobó una ley similar a la española pero con una diferencia: los agregadores podían negociar unilateralmente con los medios. Lo que ha ocurrido era previsible: Google ha pactado con la mayoría que le den permiso a seguir poniendo, gratis, sus noticias a cambio del tráfico que les genera.

Ahora, el Gobierno español da un paso más. Las webs de agregadores de noticias tendrán que negociar de forma obligatoria con las entidades de gestión de derechos de autor: especialmente con Cedro (la SGAE de los editores). La nueva norma les obliga a pactar una tarifa a cambio de utilizar las noticias de otros. ¿Y qué pasa si no llegan a un acuerdo? Pues que la Comisión de Propiedad Intelectual intervendrá (mediará, dice el Gobierno) y fijará el precio que tendrán que pagar Google News y otras páginas similares.

Desde Cultura, la justificación que se da a esta obligación reside en la "asimetría" en la negociación que habría entre Google y los proveedores de contenido. Si se da la opción de negociar (como en Alemania) lo que hará la empresa norteamericana es no poner en su agregador a quienes le cobren y sí a los que le cedan gratis las noticias. Y claro, aquellos perderían muchísimo tráfico. Por eso, el Gobierno recurre a una vía más parecida a la francesa: los agregadores de noticias tendrán que pagar a los medios o cerrar sus páginas en España.

El Gobierno asegura que no afectará a los buscadores, que sólo va dirigido a los agregadores. Pero una norma como ésta generará mucha incertidumbre en las webs similares. Por ejemplo, fuentes de Cultura no han sabido aclarar si los cambios también son aplicables a webs como Menéame y otras parecidas que se ocupan de enlazar noticias. Y será casi imposible que una nueva start-up de similares características (aunque su objeto sea distinto) se arriesgue a la correspondiente multa, si en el Ministerio creen que también se está aprovechando de las noticias de otros.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios