Menú

La historia del gigante alemán que terminó de rodillas ante Google

El caso alemán es el más paradigmático de la guerra entre algunos medios y Google. Se aprobó una norma similar, pero el tiro salió por la culata.

5

En 2013, y también con polémica, se aprobó en Alemania una ley similar a la española sobre Google y la indexación de noticias, para obligar al buscador a negociar con los editores una contraprestación a la publicación de contenidos. Como en España, la medida llegó precedida de las presiones de los principales medios del país, con uno a la cabeza: Axel Springer, editor, entre otros, del diario más leído en Europa, el Bild.

De entre todos los cruces de declaraciones, uno tuvo una especial repercusión: la carta del CEO de Axel Springer, Mathias Döpfner, a Eric Schmidt, presidente del consejo de administración de Google, quien en plena polémica defendía las ventajas que podía traer el buscador a los creadores del contenido. En su larguísima y alarmista misiva, Döpfner denunciaba la "total dependencia" que sufrían respecto al buscador, lo comparaba con los vaticinios de George Orwell y llegaba a afirmar que en el futuro "todos perteneceremos" a Google.

La batalla se enconó y tras la puesta en vigor de la medida, Google decidió dejar de incluir en Google News las noticias de los medios que exigían un pago por sus contenidos, en concreto, un 11% de sus beneficios. La amenaza se cumplió el pasado 9 de octubre y unos 200 editores y medios alemanes dejaron de aparecer en la página. Un mes después, el 5 de noviembre, Axel Springer, con su CEO a la cabeza, anunciaba que daban marcha atrás.

La razón estuvo en que en sólo unas semanas, la editorial perdió el 80% de las visitas a sus webs, entre ellas algunas de las más visitadas de Alemania, como Bild, Die Welt o Autobild. Según reconoció la propia editora, la decisión de romper con Google desembocó, además, en la pérdida del 40% del tráfico.

Döpfner, el cabecilla de la rebelión de los editores contra Google, tuvo que reconocer en un comunicado los efectos demoledores que la medida tuvo para su empresa, aunque con matices. "Es, quizás, el error más exitoso que jamás hemos tomado", dijo, antes de añadir "lo triste" que era para ellos tener que rectificar. "Ahora sabemos con precisión lo demoledoras que son las consecuencias de esta discriminación" y "cómo funciona el poder de Google", lamentó.

En la nota, hablaron también de las desastrosas consecuencias económicas que tuvo la ruptura con el buscador y las "amenazas" que implicaba para el posicionamiento de la empresa en el mercado.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios