Menú

¿Para qué se suelen solicitar los préstamos rápidos por Internet?

Hay diferentes razones para pedir un préstamo rápido por Internet. Les dejamos algunas propuestas. 

Ernesto Gil
0
Consejos para pedir préstamos rápidos por Internet | Pixabay

Los préstamos rápidos están de moda en nuestro país. El avance de Internet y el auge de las nuevas tecnologías han permitido que las personas ahora puedan disponer de una cantidad de dinero prestada por una entidad que trabaja a través de la red en cuestión de minutos. Años atrás esto parecía una utopía pero ahora es una realidad.

Eso sí, para comprender como funciona este sistema los primero de todo es saber que son los préstamos rápidos a través de Internet. Estos servicios, que nacen con el objetivo de financiar pequeños imprevistos económicos, son créditos personales, concedidos puntualmente a cualquier persona que necesite una cantidad extra de dinero para un pago inesperado.

Y además los condiciones y los requisitos son muy simples, para que estas ayudas puedan estar al alcance de cualquiera que necesite un crédito urgente. Porque ya se acabó lo de esperar en cualquier entidad financiera y tener que presentar un aval para disponer de una cantidad de dinero. En este tipo de préstamos online no es necesario presentar ningún tipo de credencial. Esa es una de las mayores ventajas junto con la de la velocidad con la que dispondrás el dinero.

Sólo tendrás que acceder al portal web de cualquier empresa que realice esta práctica, registrarte añadiendo tus datos personales así como número de cuenta, elegir la cantidad que deseas (la primera vez que utilices este sistema sólo podrás sacar 300 euros y si te portas bien está cantidad irá subiendo), seleccionar el tiempo en la que devolverás y cuando se acepte la operación, minutos después, tendrás la cantidad de dinero demandada en tu bolsillo. Así de fácil. Por sus grandes ventajas, esta es una actividad que está subiendo como la espuma en nuestro país. Los requisitos de los banco para sacar un préstamo cada vez son más duros y se demoran en el tiempo y con los préstamos rápidos no tendrás que presentar papeleo y todo va rodado en cuestión de minutos.

Por ello, desde que este tipo de instrumento financiero apareciera en nuestro país en 2008, su uso ha ido creciendo cada vez más entre los usuarios. Así, según la Asociación Española de Micropréstamos (AEMIP), este tipo de financiación mueve en nuestro país un volumen cada vez más importante de crédito, en torno a los 200 millones de euros, además de contar con un índice de aprobación del 50 % en las solicitudes presentadas por consumidores e inversores, superando así a las entidades bancarias.

¿Para qué sirven?

A la hora de sacar un préstamo rápido online, lo primero que tenemos que tener claro es que esta cantidad de dinero es para realizar un pago en un momento determinado. Por ello, el límite en el primer crédito será de 300 euros y si lo devuelves en los plazos estipulados, podrás volver a realizar esta operación pero el límite en este caso será mayor y podrás obtener el ingreso de una cantidad mayor en cuestión de minutos. A continuación les relatamos los casos en los que puedes solicitar uno de estos créditos rápidos.

  • Para pasar la cuesta de enero: después del gasto desmesurado de la Navidad, un préstamo rápido te puede hacer más amena la cuesta de enero, un mes que tradicionalmente suele ser difícil para la mayoría de españoles que hacen un gran desembolso durante el periodo navideño. Además de para poder llegar a fin de mes sin pasar apuros, también puedes destinar este dinero para aprovechar alguna oportunidad en las rebajas.
  • Para hacer una escapada después de Navidad: mucha gente suele aprovechar los días posteriores a la Navidad para hacer una pequeña escapada. Tienes que tener en cuenta, que en este mes no habrá problemas para reservar cualquier viaje y además estos serán mucho más económicos porque hay menos demanda. Así que, qué mejor que un préstamo rápido para conocer mundo.
  • Para hacer un pago ocasional: en algunos momentos en los que estamos al límite estos préstamos nos pueden sacar de un gran apuro. Estos son ideales para pagar un pago en cuestión como se a una multa, la reparación del vehículo o para saldar alguna deuda pendiente con alguna persona conocida.
  • Préstamos rápidos para fechas especiales: ¿es el cumpleaños de tu pareja y andas apurado? No hay problema, con un préstamo rápido tendrás el dinero en tu bolsillo en cuestión de minutos y podrás tener un buen detalle con la persona más quieres. Así que el dinero no será el problema si te lo propones.
  • Para comprar productos tecnológicos: hoy en día vivimos agarrados a las nuevas tecnologías y somos muy dependientes de ellas. Por eso, si tienes algún problema con tus dispositivos que son tan indispensables para ti, con un préstamo rápido podrás tener un portátil nuevo o un móvil renovado.
  • Para comprar un nuevo vehículo: quizá para comprar un nuevo coche estos préstamos se te queden corto pero sí te serán útiles para pagar la entrada de uno nuevo si realmente tienes la intención de hacerte con otro vehículo.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios