Menú

Las claves para evitar que hackeen tus cuentas de usuario

Proteger nuestros datos se ha vuelto vital. ¿Cómo hacerlo?

Las claves para evitar que hackeen tus cuentas de usuario
Pixabay

La seguridad online se ha convertido en una asignatura obligatoria para cualquier ciudadano de a pie. Desde que tenemos teléfonos móviles, desde que los correos electrónicos son nuestra llave de acceso a servicios, plataformas y productos de toda clase en la red, proteger nuestros datos se ha vuelto vital. Sobre todo, con la creciente amenaza de unos hackers cada vez más inteligentes y cada vez con más herramientas.

¿Cómo puedo proteger mis datos y cuentas de usuario en internet?

Si quieres evitar que accedan a tus cuentas de usuario y a tus datos personales, debes empezar a tomar una serie de medidas de seguridad imprescindibles. No es necesario moverse con total cautela en internet y con miedo a todo, pero sí que es aconsejable establecer ciertas pautas en tu rutina de navegación habitual. Puede que lo que te expliquemos a continuación haga un poco más engorroso el uso de tu teléfono, tu tablet o tu PC, pero son recomendaciones hechas por y para tu seguridad. Si las pones en práctica, tu privacidad quedará totalmente protegida.

No uses siempre la misma contraseña

Tendemos a utilizar la misma contraseña para diferentes plataformas porque siempre es más fácil de memorizar. El gran problema de esto es que, si se vulnera en un sitio, se vulnera en todos. Un peligroso efecto dominó que pone totalmente en riesgo tu seguridad y privacidad. Por eso, usa claves distintas para diferentes webs y servicios. ¿Tienes miedo de no recordarlas? No te preocupes, puedes usar soluciones como este gestor de contraseñas, ideales para no perderte.

Activa la verificación en dos pasos siempre que puedas

La verificación en dos pasos es un protocolo de seguridad que, además de exigir la introducción de una clave de usuario, también obliga a validar el acceso a través de otra vía. Puede ser mediante un mensaje de texto corto a un móvil, mediante una clave a un correo o incluso a través de la introducción de un PIN o la pulsación en un botón en una app de verificación. Sea como fuere, aunque ralentiza el proceso de login, es la vía más segura en los tiempos que corren.

Evita las webs no seguras

Si, al entrar en una página web, tu navegador te advierte de que no es segura, hazle caso. Los protocolos https y de cifrado son la primera muestra de la seguridad de un portal online y, si no están presentes, significa que navegar por dicho portal es peligroso. Generalmente, los pirateos suelen proceder de estas webs. Aunque también hay que añadir que los correos de remitentes desconocidos deben eliminarse ipso facto. A veces, solo abrirlos provoca que los hackers se cuelen en tu dispositivo.

Habilita varios bloqueos en tu smartphone

Nunca dejes tu teléfono móvil sin protección. Además de instalar un antivirus en él, es aconsejable que tengas varias opciones de bloqueo activadas para que sea más difícil acceder a su contenido. El reconocimiento facial, la contraseña de acceso, la lectura de huella dactilar... Todas estas son opciones más que válidas y combinadas, consiguen una seguridad sin precedentes en tu dispositivo.

En Tecnociencia

    0
    comentarios