Menú

Así es el mejor hospital de España

Un hospital público con gestión privada ha sido elegido el mejor de España. Se trata del Universitario de Torrejón y hemos querido conocerlo.

84
Un hospital público con gestión privada ha sido elegido el mejor de España. Se trata del Universitario de Torrejón y hemos querido conocerlo.
El exterior del hospital | LD

Mientras la polémica alrededor de la Sanidad y de la externalización de la gestión de seis hospitales de la Comunidad de Madrid, los cuatro centros que ya funcionan con ese modelo siguen atendiendo a sus pacientes con total normalidad e incluso uno de ellos, el Hospital Universitario de Torrejón, ha sido elegido como el Mejor de España entre los grandes hospitales.

El Hospital cumplió dos años de vida a finales del pasado mes de septiembre. Se trata del penúltimo centro hospitalario inaugurado en la CAM. En estos 24 meses ha atendido a cerca de 120.000 personas y da trabajo a 720 profesionales de la sanidad, cerca de 200 de ellos médicos.

Hemos querido conocer este hospital, comprobar cómo ha funcionado en este tiempo y si alguna de las apocalípticas previsiones del PSOE y ciertos sindicatos sobre los estragos que la gestión privada causa al sistema se están materializando ya, aunque no lo parezca a la luz del premio recibido y del 96% de aprobación que recibe de sus usuarios según las encuestas oficiales.

¿Qué opinan los pacientes?

Precisamente, lo primero que queremos es conocer la opinión de los propios pacientes del hospital y de sus familiares, así que nos apostamos a la puerta del centro y vamos preguntado a quienes que salen.

Al contrario de lo que ocurría tiempo atrás, la mayor parte de los usuarios con los que hablamos sí saben que el Hospital de Torrejón es gestionado por una empresa privada, sin embargo el hecho no parece importarles demasiado.

Una pareja de ancianos nos asegura que se enteraron "por la prensa" de forma en la que se gestiona el hospital, pero que "no les preocupa" porque están "igual de bien atendidos" que en otros.

Hay quién incluso es más entusiasta: un grupo de tres personas de mediana edad nos explica que ellos sí saben que el hospital es "gestionado por Asisa" –lo cierto es que la empresa gestora es Sanitas- y aseguran que "la asistencia es mejor". De hecho, la mujer del grupo insiste: "Si lo comparas con Alcalá está mil veces mejor, y también es mejor que el de San Fernando".

Un mujer espera en el hall del hospital sentada en una silla de ruedas y con su hijo recién nacido en brazos, nos cuenta que ella ha ido a dar a luz en Torrejón pese a ser de Alcalá de Henares "porque me lo han recomendado varios amigos". Así que hizo la visita guiada que ofrece el hospital y que les "gustó mucho", por lo que finalmente ha dado a luz en este centro del que, por cierto, no sabía que era gestionado por una empresa.

Éxito en los partos

Precisamente, tal y como nos cuenta el equipo de comunicación del propio Hospital de Torrejón, en el campo de los partos es uno de los que están teniendo un singular éxito, logrando que hasta un 34% de las pacientes llegue, como la mujer con la que hablábamos en la entrada, desde fuera del área de referencia del hospital.

Según nos explican, la raíz del éxito está, precisamente, en dar a elegir a las madres y en que la atención médica se basa en el "parto respetado", es decir, que "siempre que las condiciones médicas no lo desaconsejen" la mujer puede elegir cómo quiere que nazca su hijo: con o sin epidural, en bañera, de pie, en camilla... Todo acompañado de unas instalaciones impecables: el paritorio en el que se encuentra la bañera para partos se podría tomar más por una estancia en un balneario que por una sala hospitalaria.

Es una política que se promociona mucho con charlas a asociaciones de mujeres o de amas de casa o con las visitas preparto que hemos comentado. Un contacto con la población de referencia que se extiende a otras áreas y que hace que sea "habitual" que, por ejemplo, todo un jefe de cirugía se desplace a asociaciones a ofrecer charlas informativas.

Ahorro de costes

Y es que, tal y como nos aseguran, "el negocio de un hospital no es tratar enfermos sino que la gente esté sana". De hecho, el sistema desarrollado por la Comunidad de Madrid invita a que esta sea la forma de funcionar, ya que los hospitales cobran una cápita por cada habitante de su zona de referencia, no por los pacientes que efectivamente trata -sí se cobra, ya que esto favorece la competitividad, por los que llegan desde otras zonas-.

Porque los ahorros de la sanidad de gestión privada no están ni en prestar una atención deficiente, ni en usar peor material, ni en pagar menos los profesionales. De hecho, en el Hospital de Torrejón se presume de "pagarles mejor" con un sistema que premia la productividad y gracias al cual médicos y enfermeras pueden llegar incluso a ganar más dinero.

Por supuesto, una parte del ahorro está también en la eficacia: si un paciente llega a una consulta y se le recomiendan pruebas médicas puede hacerlas en el propio hospital y en el mismo día que el médico lo diagnostica: mayor comodidad y ahorro de tiempo y, por tanto, de dinero.

El éxito de las urgencias

Otro de los servicios que se ha considerado especialmente exitoso en el Hospital de Torrejón es el de urgencias, que ha sido puesto en marcha por Francisco Malagón, un médico que ha desarrollado casi toda su carrera en hospitales públicos de gestión directa.

El doctor Malagón nos dice que la experiencia "no se puede ni comparar" gracias entre otras cosas "a los medios de los que nos dotan", de los que nos pone un ejemplo muy claro: en uno de sus destinos anteriores de un tamaño similar "éramos 14 o 15 adjuntos en urgencias y aquí hay 25".

Además nos habla de la perfecta integración entre las propias urgencias y otras áreas del hospital: "Podemos darle el alta con tranquilidad a un paciente porque sabemos que tendrá hora en consultas mañana", nos explica.

Así, y pese a lo que dice la propaganda, el doctor Malagón tiene claro que "la medicina es la misma" que en un hospital de gestión directa, "pero aquí la hacemos de una forma más cómoda y orientada al paciente".

¿El resultado? La estancia media de pacientes en urgencias es de sólo 173 minutos desde que entran hasta que salen, y en esa media se cuentan los que pasan ocho horas en observación. Además, el índice de resolución –los enfermos que en ese plazo ven su problema de salud solucionado- es superior al 92%. Y todo con un índice de reclamaciones más que bajo: dos o tres al mes -veinticinco de enero a septiembre de 2013- cuando pasan por el servicio ocho o nueve mil personas cada treinta días.

Y todo, por supuesto, sin cobrar a nadie y sin que los pacientes vean otra marca y otro logro que los de la Consejería de Sanidad de Madrid. Nadie diría, en suma, que en Torrejón se está desmontando la Sanidad.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios