Menú

Lavar el pollo antes de cocinarlo aumenta el riesgo de intoxicación

Lavar el pollo o carne de ave cruda antes de su cocción aumenta el riesgo de la propagación de la bacteria campylobacter.

Libertad Digital
32
Lavar el pollo antes de cocinarlo aumenta el riesgo de intoxicación. | FSA

La Agencia de Seguridad Alimentaria británica (FSA, por sus siglas en inglés) ha realizado un llamamiento a la población para que deje de lavar el pollo o carne de ave cruda antes de su cocción para reducir el riesgo de la propagación de la Campylobacter, una bacteria potencialmente peligrosa que provoca intoxicación alimentaria.

La directora ejecutiva de la FSA, Catherine Brown, considera que "aunque la gente tiende a seguir las prácticas recomendadas para manipular las aves, tales como lavarse las manos después de tocar el pollo crudo y asegurarse de que esté bien cocido, nuestra investigación ha encontrado que lavar el pollo crudo es también una práctica común. Por eso estamos pidiendo a la gente que deje de realizar esta práctica". Lavar el pollo "puede provocar salpicaduras de agua que extiendan las bacterias a las manos, la ropa, encimera o utensilios de cocina".

La Campylobacter provoca infecciones intestinales, diarrea y vómitos, y es la causa más común de gastroenteritis, que aunque normalmente son benignas, pueden ser mortales en niños muy pequeños, ancianos o personas inmunodeprimidas, de acuerdo con Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta bacteria, según un estudio de la FSA, constituye la forma más común de intoxicación alimentaria en el Reino Unido, que afecta anualmente a unas 280.000 personas. Ya que el 44% de los británicos siempre lavan el pollo con agua antes de cocinar. El 36% de las personas lo hacen para "limpiar", otro tercio lo hace para "eliminar los gérmenes" y el resto simplemente "porque siempre lo han hecho".

Para evitar esta práctica explican que cocinar bien el producto, consiguiendo que la carne esté blanca y el jugo también sea claro, es la mejor manera de acabar con las bacterias.

También explican que para tener el pollo en la nevera debe estar bien cubierto y aconsejan almacenarlo en la parte inferior del frigorífico para que los jugos no pueden gotear sobre otras comidas y contaminar con bacterias que causan intoxicación, como la Campylobacter.

Conscientes del auge de los concursos y programas culinarios, el FSA incorpora a esta iniciativa una carta a las productoras de televisión para pedirles que no muestren a los cocineros lavando el pollo.

En Tecnociencia

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Sánchez impulsará la jubilación forzosa y el registro obligatorio de horarios
    2. Belén Esteban por fin ha pagado el precio de la fama
    3. El motivo que obvió Lopetegui y por el que Solari no está contando con Isco
    4. El Gobierno prohibirá la venta de coches diésel y gasolina a partir de 2040
    5. PP y Ciudadanos rozan la mayoría absoluta mientras VOX entra en el Congreso y en el parlamento andaluz
    0
    comentarios

    Servicios