Menú

El cadáver de Miguel Pajares: sellado, incinerado y sin autopsia

El contacto con el cadáver debe realizarse "por personal entrenado" y no se procede, en estos casos, a ninguna preparación del cuerpo del difunto.

0

El cadáver del sacerdote Miguel Pajares, fallecido este martes a causa del virus del Ébola, será "sellado e incinerado", sin practicarle la autopsia para evitar la propagación de la enfermedad, de acuerdo con el reglamento de la Policía Sanitaria Mortuoria de la Comunidad de Madrid.

Según informa Efe, el manejo post mortem de un cuerpo infectado por ébola, o con solo la mera sospecha de haberse contagiado con este virus, prohíbe la autopsia por "la alta carga viral de los fluidos corporales".

El contacto con los cadáveres debe realizarse "por personal entrenado" y no se procede, en estos casos, a ninguna preparación del cuerpo del difunto, han precisado este martes a Efe fuentes sanitarias. A continuación, se procede al sellado del fallecido que finalmente es incinerado por la Policía Sanitaria Mortuoria.

En cuanto a las medidas de control ambiental, la norma exige la limpieza con desinfectantes de uso hospitalario de las superficies potencialmente contaminadas así como la incineración de la ropa o prendas que hayan estado en contacto con el cuerpo.

Controles para acceder a las consultas externas

Los pacientes que tienen consultas externas en el Hospital Carlos III están siendo sometidos a un estricto control para evitar que accedan a áreas no permitidas tras conocerse el fallecimiento del padre Miguel Pajares.

Las consultas se clausuraron hace cinco días coincidiendo con el ingreso del religioso. Fuentes sanitarias han informado a Efe de que a todos los pacientes se les exige presentar la cita a su llegada al Carlos III y posteriormente se les escolta hasta el lugar donde pasarán la consulta para impedir que accedan a otros lugares del centro.

Nada más conocerse el fallecimiento del religioso, el primer europeo contagiado del virus, cuyo caso ha despertado un gran interés mediático, se han extremado las precauciones para evitar que se introduzcan en el recinto otras personas que no están autorizadas.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios