Menú

Teresa Romero curada de ébola sale del hospital: "Si Dios hizo el milagro, se sirvió de mis compañeros"

Ha reivindicado que "tenemos la mejor sanidad del mundo" y que, sus profesionales, "pese a la nefasta dirección política", obran milagros.

0

La auxiliar de enfermería Teresa Romero, que este martes ha recibido el alta hospitalaria, ha leído un comunicado en la sala de prensa del Hospital Carlos III, donde ha sido recibido por sus compañeros y personal del centro con aplausos y gritos de "Tere, Tere".

La enfermera que fue infectada por ébola, por fin curada, ha dado "gracias a Dios y a Santiago Apóstol por darme la vida", añadiendo que "si Dios hizo el milagro, sin duda se sirvió de mis compañeros", reivindicando que "tenemos la mejor sanidad del mundo" y que, sus profesionales, "pese a la nefasta dirección política, son capaces de obrar milagros. Yo soy uno de ellos".

Romero ha dicho que cuando se veía morir, "me aferraba a mis recuerdos, a mi familia, a mi marido. No tenía más contacto en el exterior que el que tenía a través del teléfono de la habitación y de los profesionales que me cuidaban". Sobre el ébola, ha declarado que es "una enfermedad que no ha importado al mundo occidental hasta que ha llegado aquí a través mía", y sobre su posible contagio, ha afirmado: "Yo no sé qué falló, ni sé si falló algo. No guardo rencor ni reproches. Si mi contagió sirvió para algo, aquí estoy".

La enfermera ha tenido un recuerdo para la hermana Paciencia, "a quien desde aquí le digo que estoy deseando encontrarme con ella y darle un abrazo. Nunca estaré lo suficientemente agradecida", añadiendo que "si con mi sangre se puede curar, aquí estoy hasta quedarme seca. Me ofrecí voluntaria hasta poner en riesgo mi vida, pero, sinceramente, creo que no ha sido en vano".

Tras el capítulo de agradecimientos, ha remitido a los periodistas a sus abogados "para que, a partir de ahora, sean ellos los que os informen de los pasos que vamos a seguir. Confiamos ciegamente en su profesionalidad". "Ahora llega el tiempo de descansar", ha concluido.

Su marido recuerda a Excálibur

El marido de Romero, Javier Limón, ha aprovechado la comparecencia para recordar a su perro Excálibur, "considerado como el hijo que nunca tuvimos". Limón ha dicho que "a nadie le importó lo relevante que era el animal para una familia como nosotros" agregando que, "como hemos visto en EEUU, -el sacrificio- no era necesario".

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD