Menú

Cuatro consejos para tener una vacaciones sin estrés

Organizar tus vacaciones puede ser estresante, pero si sigues estos consejos conseguirás afrontarlas con calma y desconectar del trabajo.

3
Cuatro consejos para tener una vacaciones sin estrés
Evita el estrés en vacaciones

Puede ser que la simple idea de planificar las vacaciones sea agotadora. Además de la reserva de viajes, hoteles y visitas, todos los preparativos que tienes que hacer para evadirte del trabajo pueden ser abrumadoras. Pero si piensas bien lo que tienes que hacer y te organizas, puedes rebajar esa tensión y conseguir desconectar del trabajo.

Seguro que alguna vez te ha pasado que mientras estás organizando tu viaje, después de poner al día la documentación y cerrar vuelos, alojamientos y otros posibles imprevistos, piensas: ¡habría sido mejor quedarme en casa! Para que no te ocurra esto sigue estos consejos:

  1. Organiza tu calendario con antelación. Uno de los elementos más importantes para recudir tu estrés acerca de las vacaciones es decidir de antemano cuándo las vas a poder coger. Se recomienda que sea al menos con tres meses de antelación. Esto te dará la oportunidad de permanecer a salvo de compromisos antes y después de las vacaciones.
    En cuanto sepas tus fechas de vacaciones, bloquea las citas en tu calendario que te pillen "fuera de la oficina". Para eso, evita hacer proyectos y organizar videoconferencias cuando estés disfrutando de tus días libres. Así que los únicos temas de trabajo que tienes que atender durante tus vacaciones son los realmente inesperados y urgentes. Los días previos a tus vacaciones es recomendable que dejes cerrados los proyectos y tengas cuidado con los emails importantes.
  2. No sobreestructures tu viaje. El modo en que estructures tu viaje tendrá que ver con lo descansado y desconectado que vuelvas de tus vacaciones. Se recomienda cogerte al menos medio día libre el día antes para darse algún margen por si surge algún imprevisto con la documentación o el equipaje. Al reservar tus vuelos con tiempo, conviene que no los elijas a horas demasiado tempranas que harán que empieces mal tu viaje.
    Como planificarás actividades, no pienses sólo en lo que quieres ver o hacer, también busca tiempo para el descanso. El hecho de que estés en Nueva York por primera vez no quiere decir que tengas que visitar todos los museos que veas en el mapa. Puede que disfrutes más visitando alguno que te apetezca y descansar tomando un café o dando un paseo tranquilo.
  3. No lo dejes para la última hora. Organizarse el último fin de semana previo a las vacaciones te ahorrará visitas de última hora a la farmacia o a la tintorería. Así como coordinarte con tus compañeros para que tengan claro lo que quieres que hagan y lo que no mientras estás fuera de la oficina. Esto significa delegar en otros ciertos proyectos y dejarles ver en qué situaciones concretas se tienen que poner en contacto contigo.
    Use el "fuera de la oficina" para tus emails y estado del móvil. Esto avisa al emisor de que contestarás a su llamada o a su email tan pronto como regreses de tu ansiado periodo de descanso. Si haces esto un día antes de que te marches del trabajo te ayudará a enfocar lo que es más importante durante su último día.
  4. Tenga un plan para la vuelta al trabajo. Para maximizar las ventajas relajantes de sus vacaciones y evitar la depresión postvacacional, es bueno que tengas un plan de reingreso. Esto puede incluir la llegada a casa un día antes de tu incorporación al trabajo para que tengas tiempo de deshacer la maleta, poner lavadoras, organizar la casa, hacer la compra y conseguir que duermas bien la noche antes. No pienses en lo desgraciado que eres por tener que volver al trabajo sino en lo afortunado que has sido por disfrutar de esos días de vacaciones.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios