Menú

Alemania, en shock por el alarmismo de la OMS sobre la carne: "Vamos a morir todos"

Un titular sacude las portadas del país de las salchichas y el codillo tras la advertencia de la OMS.

0
Un titular sacude las portadas del país de las salchichas y el codillo tras la advertencia de la OMS.
Las salchichas llenan la prensa alemana | Portada de Die Zeit

El informe de la OMS sobre la carne roja y procesada, con la advertencia de que su consumo continuado puede provocar cáncer, ha levantado polvareda en medio mundo y, en especial, en aquellos donde la carne es un elemento fundamental de la dieta. Es el caso de Alemania, donde las salchichas, cuyas supuestos perjuicios denuncia la institución, son casi un símbolo del país.

La prensa local se ha llenado de análisis y opiniones de expertos refutando o dando la razón a los especialistas de la OMS y de noticias valorando el impacto económico en el sector cárnico. También hay artículos que se toman el asunto con humor: el semanario Die Zeit titula, con una fotografía de una salchicha, "Vamos a morir todos". Y profundiza en el alarmismo de la OMS señalando cómo, tras mensajes como éste y el impacto que ha creado, se esconde la creencia de que la muerte es algo que puede evitarse y no algo que llegará de una forma u otra. En esa disyuntiva, el periodista se sitúa más del lado de los amantes de las salchichas y la cerveza y no con los alemanes, cada vez más numerosos, que consumen sólo alimentos biológicos. Pone como ejemplo el pragmatismo de un ministro "verde" de Baden Württemberg, que con el objetivo de defender la poderosa industria cárnica de su región, ha dicho en las últimas horas que "si te comes un saco de patatas de una sentada, también te mueres".

En un tono más serio, Der Spiegel analiza el impacto del informe en el sector y el enfado que ha creado entre los fabricantes, que hablan directamente de campaña en su contra y de "terrorismo contra la carne". Mientras productores alemanes y de otros países exportadores, como los italianos, aseguran que sus productos pasan todos los controles sanitarios y no hay motivos para la preocupación, el ministro de Agricultura de Merkel, Christian Schmidt, ha afirmado en los medios que "nadie tiene que tener miedo de comerse una salchicha de vez en cuando". La revista se hace eco, además, de un dato: el consumo de carne en Alemania ha caído en los últimos años: la media se sitúa en 156 gramos diarios en el hombre y 84 en las mujeres.

Precisamente de esto habla la cadena NTV en su análisis: cuál es la cantidad idónea de carne para el alemán medio, acostumbrado a que salchichas y embutidos sean una parte esencial de su dieta. "¿Tienen que preocuparse los fans de los filetes? ¿Tenemos que hacernos todos vegetarianos?", se pregunta el artículo, ironizando sobre el "pánico" desatado por el informe. La respuesta, como en otros artículos, es la conveniencia de moderar el consumo pero no de erradicarlo, y señala lo que dice el departamento de Salud gubernamental, que aconseja tomar entre 300 y 600 gramos de carne a la semana y no los 1.000 gramos que alcanzan buena parte de los alemanes.

El tema promete seguir en las portadas varios días más. Pero de momento, cuentan, no se nota ni en las carnicerías, ni en los restaurantes.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot