Menú

Captagon, la droga de los terroristas islamistas

La aparente frialdad, destreza y valentía con la que los terroristas del Estado Islámico cometen sus atentados puede deberse en parte a esta droga.

8
Captagon, la droga de los terroristas islamistas
Terroristas del Estado Islámico desfilando por Raqqa | Cordon Press

Captagon es el nombre con el que se conoce a la droga de moda entre los terroristas yihadistas cuyo nombre científico es fenetilina, una anfetamina que fue sintetizada por primera vez en el año 1961. Durante 25 años se usó como una alternativa a las propias anfetaminas en el tratamiento de personas con hiperactividad o con narcolepsia. Fue en el año 1981 cuando la OMS la incluyó dentro de la lista de sustancias psicotrópicas ilegales.

Tras la prohibición de la producción de Captagon, ésta sustancia se empezó a producir de forma clandestina en Libia y Líbano hasta el año 2011. Desde entonces Siria es el principal país productor de Captagon, tanto por el auge de terroristas yihadistas en su territorio como por ser un lugar clave en las rutas de tráfico de drogas que van de Europa al Golfo Pérsico. Precisamente en los países árabes del Golfo es donde más se consumía este tipo de droga para el divertimento de los jóvenes adinerados.

Los atentados del 13 de noviembre en París han devuelto esta droga a la palestra, sobre todo después de encontrar en un hotel donde presuntamente se hospedaron los terroristas del Daesh unas jeringuillas que podrían haber usado para administrarse la dosis. Ya tras los atentados en la playa tunecina de Sasa se supo, gracias a la autopsia practicada a un terrorista, que había consumido Captagon.

En París, los testigos que vieron cara a cara a los terroristas relataron la aparente tranquilidad y sangre fría de los terroristas del Estado Islámico. Los efectos de este psicotrópico son numerosos: hace desaparecer el miedo, el hambre y el cansancio, aumenta la concentración, aceptas mejor las órdenes, acelera el pensamiento y los reflejos, te lleva a un estado de euforia y a una mayor confianza en ti mismo, genera ausencia de dolor y de empatía. Esto lo que hace es que no se frenen a la hora de acometer sus atentados, asesinatos y otras atrocidades como violaciones o decapitaciones.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios