Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Crean nanorobots capaces de destruir un cáncer

Con una mezcla de nanotecnología y microbiología, un equipo de investigadores canadienses ha logrado curar así el cáncer de colon en ratones.

0
El objetivo final es que los nanorobots transporten fármacos sólo a las células cancerosas. | Alamy

Aunque la quimioterapia es una de las mejores herramientas de las que disponemos para luchar contra el cáncer, no deja de ser un veneno que se inocula a los pacientes con el objetivo de que mate todas las células tumorales sin dañar en exceso el resto del organismo, algo que en demasiadas ocasiones no se cumple, ya sea por no acabar con el cáncer o por destruir demasiados tejidos en su intento por lograrlo. Por eso hay muchos equipos trabajando en formas de inocular los compuestos químicos sólo a las células cancerosas y no a las demás.

Investigadores de la Universidad de Montreal han desarrollado nuevos nanoagentes capaces de navegar por el torrente sanguíneo hasta alcanzar las células enfermas y administrarles los compuestos químicos, según ha publicado la revista Nature Nanotechnology. El experimento se ha realizado en ratones y ha tenido éxito en curar tumores colorrectales.

"Estas legiones de agentes nanorobóticos están compuestas en realidad por más de 100 millones de bacterias con flagelos capaces de impulsarse a sí mismas y cargadas con medicamentos que se mueven tomando el camino más directo entre el punto donde se las inyecta en el cuerpo hasta el área que deben curar", asegura el profesor Sylvian Martel, director del laboratorio donde se ha logrado este éxito.

Cuando entran en un tumor los nanoagentes son capaces de detectar de forma completamente autónoma las zonas hipóxicas, carentes de oxígeno, y liberar ahí el fármaco. Estas zonas son un rasgo característico de los tumores y se crean por el mayor consumo de oxígeno de las células tumorales en su carrera por proliferar más rápidamente. No obstante, para que las bacterias puedan llegar a sus inmediaciones, los científicos tuvieron que emplear un sistema distinto para dirigirlas, en concreto sintetizando en su interior una cadena de nanopartículas magnéticas que les permite moverse en la dirección de un campo magnético, que luego crean ayudándose de un ordenador para dirigirlas a la zona adecuada del cuerpo.

En Tecnociencia

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Se agudiza la crisis de Pablo Iglesias en Navarra: "Parece que Podemos está muriendo"
    2. La Diputación de Barcelona paga a Marcela Topor seis mil euros al mes más IVA
    3. Tres años y medio de cárcel para el rapero Valtonyc por enaltecimiento del terrorismo y amenazas
    4. Anna Gabriel se peina en Suiza
    5. El nuevo ridículo de Lucía Etxebarría en televisión: "Lo hice por dinero"
    0
    comentarios

    Servicios