Menú

El linfoma, el cáncer de la sangre que en 20 años aumentará mucho su prevalencia en España

Varios hospitales de Madrid ponen en marcha un proyecto innovador para tratar a mayores diagnosticados de linfoma.

0
Varios hospitales de Madrid ponen en marcha un proyecto innovador para tratar a mayores diagnosticados de linfoma.

El linfoma es un tipo de cáncer de la sangre cuya prevalencia aumentará, y bastante, en España para el año 2040, debido a que nuestra población será la más envejecida del planeta para entonces. Eso sí, siempre y cuando no se haya encontrado una cura para esta enfermedad para entonces. ¡Ojalá!

Según explica la Sociedad Española de Hematología y Hematoterapia (SEHH), el linfoma es un tipo de cáncer hematológico producido por la proliferación maligna de linfocitos o glóbulos blancos, esas células defensivas del sistema inmunitario, cuyo inicio generalmente se produce en los ganglios linfáticos.

A día de hoy se desconocen sus causas y, por tanto, lamenta que no se pueda prevenir. Concretamente, señala que afecta a 3-6 personas por cada 100.000 habitantes al año y la edad media de aparición es de 60 años. No obstante, celebra que "seis de cada diez" pacientes actualmente se cura.

El doctor Raúl Córdoba, coordinador de la Unidad Funcional de Linfomas de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, explica en este sentido que los linfomas son un grupo muy heterogéneo de más de 80 subtipos de cáncer linfático, por lo que precisan de un abordaje multidisciplinar, no sólo para el diagnóstico, sino también para su seguimiento.

Este experto, que desde hace 5 años dirige en la Fundación Jiménez Díaz la primera Unidad Funcional de Linfomas de la Comunidad de Madrid, y una de las primeras en España, detalla que entre los síntomas del linfoma se encontrarían los ganglios linfáticos aumentados de tamaño; la fiebre de más de 38 grados centígrados; una sudoración nocturna profusa; una pérdida inexplicable de peso, superior al 10% en 6 meses, entre otros.

A su vez, el doctor Córdoba precisa que existen dos grandes tipos de linfomas:

  • Linfoma de hodgkin: 10% linfomas y la mayor parte de sus pacientes se cura.
  • Linfoma no hodgkin: Supone el 90% de los linfomas. "Los adelantos logrados en la histología, inmunología, y la citogenética han conducido a importantes avances en el conocimiento de la enfermedad y a mejores resultados terapéuticos", agrega la SEHH, al mismo tiempo que el Instituto Nacional del Cáncer americano precisa que el pronóstico del linfoma no Hodgkin depende del tipo específico de la enfermedad.

El doctor Córdoba destaca asimismo que muchos tipos de cánceres hematológicos afectan a personas de edad avanzada, de más de 70 años. "La gran mayoría de las neoplasias hematológicas, o también conocidas como ‘cánceres de la sangre’, entre los que se encontraría el linfoma, se dan con más frecuencia en pacientes con edad avanzada", señala.

El linfoma, más frecuente en edades avanzadas

Según precisa, estas enfermedades se diagnostican con más frecuencia en la década entre 65 y 74 años, al mismo tiempo que sostiene que, a medida que cumplimos años la incidencia aumenta.

Sobre los tratamientos del linfoma, este especialista comenta que hasta ahora se pensaba que la mayor parte de los más agresivos, o incluso los trasplantes de progenitores hematopoyéticos, no se podían aplicar en algunas personas de mayor edad por problemas asociados con otras dolencias o por su estado físico.

Desde la SEHH precisan que el tratamiento a seguir dependerá del tipo de linfoma y del estadio clínico de la enfermedad, que va de I a IV: Poliquimioterapia; anticuerpos monoclonales; radioterapia; terapias moleculares dirigidas; inmunoterapia; terapia celular; trasplante de progenitores hematopoyes (TPH).

En cuanto a este último, los trasplantes de progenitores hematopoyéticos, Córdoba celebra que cada vez más se están aplicando en pacientes de edades más avanzadas, ya que hasta hace un par de décadas sólo estaban indicados a pacientes hasta los 50 años, mientras que en la actualidad se desarrollan en enfermos de linfoma que incluso cuentan con 70 años.

Precisamente, el equipo del doctor Raúl Córdoba, experto en el tratamiento de linfomas en personas de edad avanzada, y coordinador del Grupo Europeo de Geriatría Hematológica de la Sociedad Europea de Hematología (EHA, en sus siglas en inglés), ha obtenido una beca de investigación internacional para desarrollar un proyecto de hematogeriatría en estos pacientes, enmarcada en el programa Pfizer Global Medical Grants, en colaboración el Dr. Javier Martínez Peromingo, jefe del Servicio de Geriatría del Hospital Universitario Rey Juan Carlos.

Consiste concretamente en la utilización de la valoración geriátrica integral como estrategia que guíe la terapia en el paciente de edad avanzada con linfoma, con el fin de poder darle un tratamiento lo más personalizado posible. Además, el proyecto incluye la prescripción de ejercicio físico y la telemonitorización de la actividad física de los pacientes, así como involucrar a los pacientes en su proceso asistencial, midiendo los resultados en salud importantes para los pacientes o PROMs (del inglés, Patient-reported Outcomes) o la experiencia del paciente o PREMs (del inglés, Patient-reported Experience).

Durante dos años, entre 2020 y 2022, se podrán beneficiar de él todos los pacientes mayores diagnosticados de un linfoma, no sólo en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, sino también en los hospitales universitarios Rey Juan Carlos (Móstoles, Madrid), Hospital Infanta Elena (Valdemoro, Madrid), y el Hospital General de Villalba (Comunidad de Madrid), ya que la Unidad Funcional de Linfomas trabaja en red en estos cuatro centros.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios