Menú

Muere por coronavirus el primer médico chino que se atrevió a alertar del brote

Li Wenliang, uno de los médicos que detectó la nueva enfermedad y trató de advertir sobre ella, se contagió del virus.

Libertad Digital
0
Li Wenliang, uno de los médicos que detectó la nueva enfermedad y trató de advertir sobre ella, se contagió del virus.
Un médico de Wuhan examinando un caso de coronavirus | EFE

El doctor Li Wenliang, uno de los ocho médicos que trató de advertir sobre la aparición del coronavirus, ha muerto este jueves. El oficialista Global Times avanzó esta tarde que había muerto tras no poder superar el virus, del que se contagió hace unas semanas.

La noticia fue confirmada, en rueda de prensa en Ginebra (Suiza), por el director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan, que transmitió sus condolencias: "Estamos profundamente tristes. Tenemos que celebrar el trabajo que hizo en la lucha contra el coronavirus".

Sin embargo, pese a la confirmación inicial de prensa y OMS, el centro donde trabajaba como oftalmólogo, el Hospital Central de Wuhan, afirmó en un primer momento que estaba en estado "crítico" y trataban de reanimarlo. Global Times se hizo eco después del desmentido, insistiendo el estado crítico, pero con vida, del médico, que fue reprendido por las autoridades por dar la voz de alarma. Finalmente, la noticia, que está teniendo una gran repercusión en China, fue confirmada por el hospital.

Li Wenliang, de 34 años, alertó a finales de diciembre a través de un chat con otros colegas de que había detectado en su hospital siete casos de un virus respiratorio parecido al SARS. El mensaje se difundió ampliamente y funcionarios de la Oficina de Seguridad Pública china le instaron a dejar de propagar esa información, según la BBC. The New York Times publicó un reportaje detallando cómo había encontrado evidencias de que se trataba de una nueva enfermedad y su denuncia ha alimentado la sospecha de que en un primer momento, la dictadura china trató de minimizar y ocultar la gravedad del hallazgo y provocó un retraso en la respuesta ante el nuevo virus.

El médico se contagió a mediados de enero y su enfermedad, que derivó en una neumonía atípica, se fue agravando hasta su fallecimiento.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios