Menú

Así huyen algunos a su segunda residencia: niños en el maletero o atravesar el monte en todoterreno

Las zonas rurales de Burgos se han llenado de vascos a pesar de que se han interpuesto más de 3.000 denuncias por saltarse el confinamiento.

Vanesa Vallecillo
0
Las zonas rurales de Burgos se han llenado de vascos a pesar de que se han interpuesto más de 3.000 denuncias por saltarse el confinamiento.

Parece que muchos sí se acuerdan ahora de la España vacía y han aprovechado el puente de San José para desplazarse a sus residencias en zonas rurales. Una de la que más veraneantes vascos concentra es Medina de Pomar, en Burgos. Desde allí, Encarna nos cuenta que "han llegado de madrugada por puertos de montaña o carreteras secundarias".

De camino a esta zona, la Ertzaintza ha llegado a dar el alto a vehículos que intentaban burlar los controles escondiendo a sus hijos en el maletero o tapándoles con mantas en el suelo del coche. No ha sido el único caso llamativo. Andrea, vecina de Las Merindades, nos dice que la Guardia Civil ha pillado a "un señor que intentaba llegar a un pueblo cercano atravesando el monte en todoterreno".

La afluencia es notoria. De hecho, los vecinos han podido ver cómo los agentes "identifican a la salida de los supermercados a los compradores para saber si son de aquí. Incluso han multado a más de uno que iba a la compra en pareja".

El problema es que estamos hablando de zonas rurales, con una población envejecida y pocos recursos médicos. Pedro siente "miedo" porque "sólo hay un centro de salud, muy pequeño, que atiende a la vez de forma presencial y las urgencias". Se queja de que "ya es complicado con estos recursos dar servicio a la población actual, como para tener que dárselo, también, a los veraneantes no empadronados"

Interior empieza a plantearse el cierre de carreteras pero el problema ya ha llegado hasta varios pueblos de Burgos que empiezan a registrar sus primeros casos positivos. Según la Consejería de Sanidad, en toda Castilla y León, hay 2.055 infectados.

Este tipo de conductas irresponsables se extienden por toda España. Este fin de semana hemos visto cómo en Olba, en Teruel, la Guardia Civil pillaba in fraganti a un grupo de escaladores, o cómo en Pontevedra se ha celebrado un Rally a pesar de que, tal y como nos confirman desde Interior, no están permitidos.

¿Qué podemos hacer nosotros si nos topamos con una de estas situaciones? Las autoridades instan a los ciudadanos a "informar si han visto llegar a nuevos vecinos en las últimas horas" y nos animan a que, ante cualquier infracción, avisemos al 062.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios