Menú

Coronavirus: Sanidad reconoce que sus datos son un caos y el número de muertos vuelve a subir (585)

El caos cada vez mayor en Sanidad ya se ha adueñado de las cifras sobre el seguimiento de la epidemia que ofrece un Simón cada día más desbordado.

0

Las cifras fake sobre la epidemia de coronavirus que viene manejando el Ministerio de Sanidad ya no le cuadran ni al propio Fernando Simón, que en una rueda de prensa grotesca ha reconocido que en los últimos días hay "discrepancias" dentro de sus propias series de datos y están "tratando de saber a qué se deben".

Además, Sanidad ha hecho públicos los datos con un notable retraso respecto de lo habitual, así que no estaban disponibles hasta que la rueda de prensa diaria de técnicos ministeriales llevaba un buen rato celebrándose. Y para colmo el propio Fernando Simón ha esperado a que lo preguntasen los periodistas para dar el dato real de fallecidos —se ve que para él es una cifra informativamente relevante—, que en el documento oficial resultaba incomprensible al no cuadrar con lo que se tenían hasta el momento.

585 muertos

Finalmente, el dato es que este jueves fallecieron 585 personas por coronavirus en España. Aunque el caos de los datos de Sanidad hace dudar de cualquier análisis es una cifra más alta que la de los últimos cuatro días y de hecho similar a la del pasado jueves.

En cuanto al total de fallecidos desde el inicio de la epidemia esta ha sido la primera chapuza de las cifras: en los datos correspondientes a este miércoles el total ascendía a 19.130, después de las nuevas 585 muertes lo lógico habría sido que esa cifra se elevase a 19.718, pero el dato oficial que ha ofrecido Sanidad ha sido de 19.478.

Fernando Simón trata de explicarse

Mientras olvidaba dar el dato de fallecidos en el último día Fernando Simón ha puesto mucho énfasis en tratar de explicar el desbarajuste de los datos que él mismo estaba ofreciendo. Para empezar ha asegurado que "los que nos están llegando ahora están incluyendo cosas que no son exactamente igual que en los días previos" y ha comentado —y esto hay que reconocer que es cierto— que son necesarias "series estables que nos permiten valorar la evolución de la epidemia independientemente de que sean más altos o más bajos que los reales".

Aquí ya entramos en el terreno de la falacia: se podrían manejar las series de datos estables para poder seguir evolución de la epidemia y, al mismo tiempo, ir recogiendo los datos reales para conocer un "impacto total" que según Simón "solo lo podremos saber después". Pero es que lo que está haciendo Sanidad en los últimos días es, precisamente, no ofrecer series de datos estables.

Simón lo reconocía admitiendo que "vamos a tener unos cuantos días para reordenar y que no haya artefactos en la serie, eso nos va a llevar dos o tres días", decía, justo antes de desviar la atención sobre las autonomías: "El proceso lleva unos días para que todas las CCAA pasen los datos con la misma consistencia".

"Las personas que fallecen son muy mayores"

Simón también ha asegurado que se ha dado "un paso importante" en este sentido "con orden del ministerio de Sanidad" para cambiar el método de recogida de datos desde las administraciones regionales, aunque en esa orden se pide más información —y en algunos casos diferente— de la que se pedía hasta el momento.

El supuesto experto ha tratado de justificar una vez más el hecho de que los datos que recoge Sanidad sólo se reconozca como fallecidos a una porción de los reales y ha dicho que anunciaron que esa iba a ser su política "desde el primer momento" para asegurar acto seguido que "es complicado jugar —sí, la palabra usada ha sido 'jugar'— con datos de personas que tienen síntomas", ya que según él "en España las personas que fallecen son las muy mayores, suelen tener polimedicaciones y factores de riesgo importantes" y, por lo tanto, "basar nuestras definiciones de casos cuando sabemos lo inespecífico de estos síntomas daría una información muy distorsionada de la realidad".

Habría que preguntarse si la desviación de hasta un 85% respecto a los datos que están ofreciendo algunas comunidades autónomas no es distorsionar al máximo la realidad.

Finalmente, Simón ha admitido que van a tener que corregir los datos de algún tiempo atrás: "Tenemos que ir corrigiendo las series históricas" y que en este proceso es posible que "la seria total pueda tener alguna modificación" que, según él, no será "sustancial".

Y mientras tanto: 5.252 nuevos contagios

En el caos de datos de Sanidad la otra cifra que, en principio, se puede extraer es que este jueves hubo 5.252 nuevos contagios de coronavirus en nuestro país. Es, de nuevo, una cifra más alta que la de los últimos días y de hecho es, aunque es obvio que tampoco podemos tener mayor seguridad sobre la solidez de esta serie, la más alta desde hace una semana.

Sí es cierto que esto podría venir dado por el aumento de las pruebas que al parecer ya se están empezando a hacer de una forma algo mas habitual. Sin embargo, la propia opacidad de Sanidad al respecto e incluso las discrepancias entre el propio Simón y los datos que ofrecía el ministro Illa hacen que tampoco podamos estar seguros de esto.

La última chapuza: las altas

El último dato chapucero que ha ofrecido este viernes Sanidad ha sido el de los enfermos dados de alta. Según el documento hecho público han sido 3.502, sin embargo mientras la cifra total era ayer era de 74.797, el nuevo total hecho público hoy es de 72.963.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios