Menú

Las incógnitas tras la sospechosa negativa de Illa a hacerse un test

¿Por qué Illa no se sometió a un test? Su entorno afirma que es porque no cree en esa estrategia, pero ¿qué más razones podría haber?

0
¿Por qué Illa no se sometió a un test? Su entorno afirma que es porque no cree en esa estrategia, pero ¿qué más razones podría haber?
EFE

El exministro de Sanidad y candidato del PSC en las elecciones catalanas, Salvador Illa, rechazó este domingo hacerse un test de coronavirus antes de participar en el debate de TV3. La noticia se filtró al día siguiente y molestó al candidato y a su equipo. La excusa oficial para la sorprendente negativa a una prueba que tan habitual se ha vuelto en la vida de todos los españoles (y probablemente lo será más en el futuro) es que para Illa los test rápidos de antígenos no son "la vía" para detectar el virus cuando no hay síntomas. Lo habría rechazado, pues, por su oposición a esta estrategia cada vez más generalizada para detectar brotes.

La endeble explicación de Illa no ha podido evitar que se multipliquen las conjeturas. Es cierto que tanto Illa como Fernando Simón siempre han puesto en cuestión la estrategia de cribados y test masivos puesta en marcha primero por la Comunidad de Madrid y seguida por otras después, alegando la posibilidad de falsos negativos en personas asintomáticas. La realidad, sin embargo, es que esa estrategia se ha ido extendiendo en los últimos meses a otros lugares y a todo tipo de instituciones, con cribados periódicos en residencias, universidades, etc. El motivo, que aunque en efecto los test rápidos de antígenos (que detectan proteínas del virus) pueden no detectar a tantos infectados como una PCR (que detecta restos de ARN del virus), sí se considera probado que son capaces de identificar a infectados justo en el momento en que son más contagiosos: desde dos días antes a la aparición de síntomas hasta cinco días después. Illa y su antiguo compañero, Fernando Simón, cada vez están más solos en su rechazo a este tipo de pruebas. Por otro lado, la petición de TV3 de un test de antígenos no es una rareza: es una práctica habitual en otras cadenas para evitar brotes.

Se da la circunstancia, además, de que si tantos reparos tenía Illa a hacerse un test de antígenos sin presentar síntomas también podía haber llevado una prueba PCR. La televisión ofrecía esa opción, según fuentes de Vox. No lo hizo.

¿Detectaría el test la vacuna?

Una de las preguntas que han surgido tras la negativa de Illa es si éste habría rechazado la prueba por haberse vacunado saltándose los protocolos. ¿Podría haber detectado un test de antígenos la vacuna? La respuesta según los expertos consultados por Libertad Digital es que no: "Las vacunas actuales hacen que se produzca la proteína S del virus (que son las que detecta el test) en un área local muy específica de nuestro cuerpo (el brazo) y además en pocas cantidades. Por lo tanto, no sería suficiente para que el test diera positivo", apuntan. De hecho, si el test diera positivo tras la vacuna no sería atribuible a la vacuna sino a que ya estaba infectado previamente o que se trata de un falso positivo. "Es bastante complicado, por no decir imposible, que tras la vacuna vaya a llegar antígeno a la zona donde se toman las muestras y menos en la cantidad suficiente para que se pueda detectar", insisten.

¿Síntomas? ¿O contacto de un positivo?

La otra hipótesis con la que se especula, que Illa ha negado junto a la de la vacuna, es que rechazara el test por temor a un positivo que le habría obligado a dejar de hacer campaña en la recta final. Ese temor podría venir de que presentara síntomas o de que hubiera estado en contacto estrecho con un infectado. Illa ha negado las dos opciones y de hecho ha dicho que rechazó el test porque no tenía sospechas de ningún tipo de poder estar infectado y no quería "privilegios para mí como político".

Lo que dicta el protocolo en caso de síntomas o contacto estrecho con un positivo es que hay que hacerse una prueba (antígenos o PCR, según decidan las autoridades sanitarias) y guardar cuarentena de diez días desde la aparición de los síntomas, si los hay, o desde el contacto.

La cuarentena que Illa nunca hizo

Aun en caso de negativo, si Illa o cualquiera de los candidatos hubiera tenido contacto estrecho con un positivo habría tenido que aislarse como marcan los propios protocolos de Sanidad, aunque lo cierto es que el incumplimiento de cuarentenas es un problema recurrente durante la pandemia, incluso entre miembros del Gobierno.

El propio Illa fue criticado cuando, hace unas semanas, en una entrevista en Salvados, confesó que en estos meses nunca había tenido que guardar cuarentena. "No ha procedido", le contestó a Gonzo, "no ha habido ocasión". Preguntado si tampoco la hizo tras el positivo de su estrecho colaborador Fernando Simón, Illa contestó que se hizo una PCR, "fue negativa, había guardado las distancias con él y no procedía".

El protocolo de Sanidad indica que se considerará "contacto estrecho" a "cualquier persona que haya estado en el mismo lugar que un caso, a una distancia menor de 2 metros y durante un tiempo total acumulado de más de 15 minutos en 24 horas", pero es cierto que deja la puerta abierta a una "valoración individualizada" en "entornos en los que se pueda hacer una valoración del seguimiento de las medidas de prevención". En el caso de Illa, se optó por no aislarse tras el negativo, pero la práctica habitual en los centros de salud de toda España, en caso de contacto estrecho, es pedir aislamiento durante diez días aun en caso de negativo.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios