Menú

El éxito de las vacunas que nunca sale en los titulares

Las vacunas están logrando vencer al virus en aquellos lugares que más están vacunando. Estos son algunos de los datos que merecerían más atención.

0
Las vacunas están logrando vencer al virus en aquellos lugares que más están vacunando. Estos son algunos de los datos que merecerían más atención.
La vacunación masiva hunde hospitalizaciones y fallecimientos | EFE

Los bandazos políticos, los fiascos en las compras y el alarmismo dejan en un segundo plano otras noticias relacionadas con las vacunas que resultan extraordinarias cuando sólo ha pasado un año desde la explosión del coronavirus, que sólo en España ha dejado más de cien mil muertos. Las primeras vacunas batieron las expectativas más optimistas en cuanto a eficacia al anunciar tasas superiores al 90%. Ahora, cuando están varios países están culminando el proceso de vacunación con cifras muy próximas a la inmunidad de grupo, se está demostrando que esos datos son reales y que pueden ser capaces de sacarnos de la pandemia.

1. Funcionan mejor de lo previsto

Atrás quedaron las dudas sobre la nota de prensa que sacó Pfizer sobre la eficacia de su vacuna, de un 94%, cuando terminó los ensayos. El país que está a la cabeza de la vacunación en el mundo, Israel, con casi el 60% de la población con las dos dosis, ha demostrado que esta vacuna es eficaz en la vida real. De entre los muchos estudios publicados, destaca el que situó la efectividad por encima del 95% a las tres o cuatro semanas de la segunda dosis, es decir, por encima de lo estimado por la compañía. Ahora, cuatro meses después de que arrancara el plan de vacunación, las cifras que destacan son otras: el hundimiento en el número de contagios, hospitalizaciones y fallecidos respecto al pico de la pandemia, que permite afirmar a sus expertos que el virus puede ser erradicado y que la vida normal está a punto de regresar.

Esta semana se ha publicado un estudio en Nature analizando semana a semana, por grupos, edades y regiones la relación entre el descenso de casos y muertes con el proceso de vacunación que comenzó en diciembre. Los investigadores corroboran que la mejora se debe a la vacuna y no a otros factores y arrojan datos como estos: que dos meses después de que llegaran las vacunas, cuando el 85% de los mayores de 60 ya tenía sus dos dosis, los casos se hundieron un 77% y las hospitalizaciones bajaron un 68%. La mejoría en los indicadores surgió primero en los grupos que recibieron primero la vacuna y también en las ciudades que más estaban vacunando. Es la prueba, dicen, de que un plan nacional de vacunación tiene un efecto "real" en la pandemia.

Con menos datos pero también muy revelador es otro estudio publicado esta semana por los CDC estadounidenses, que probaría que la eficacia de Pfizer y Moderna es muy elevada entre el colectivo más vulnerable, los ancianos. Basado en 417 pacientes de 24 hospitales en catorce estados, el estudio concluye que ambas vacunas tienen un 94% de eficacia en el riesgo de hospitalización por covid grave con dos dosis y un 64% con una sola dosis.

cuatro-vacunas-espana010521.jpg

Mientras, un estudio pendiente de publicación del Houston Methodist Academic Institute con una muestra de más de 90.000 pacientes estadounidenses de los cuales el 70% no estaba inmunizado, arroja una eficacia del 96% en las vacunas de Pfizer y Moderna a la hora de evitar la hospitalización y del 98,7% frente a fallecimientos. Entre los 225 muertes por covid de los pacientes observados, cinco se produjeron entre los que habían recibido una dosis y una en el grupo de los que habían recibido dos dosis.

2. La vacuna protege desde la primera dosis

También el tiempo ha demostrado que la arriesgada apuesta de Reino Unido por vacunar lo más posible retrasando la segunda dosis fue acertada: los datos también ya entre la población real demuestran que las vacunas protegen mucho desde la primera dosis aunque la inmunidad completa no llegue hasta la segunda.

Un estudio publicado esta semana en The Lancet basado en más de 1.300.000 vacunados en Escocia con Pfizer y AstraZeneca revela que la primera dosis de la vacuna de Pfizer tiene una eficacia del 91% para evitar ingresos hospitalarios y del 88% en el caso de AstraZeneca. El estudio revela, además, que la eficacia es similar entre el grupo más frágil, los mayores de 80 años.

3. La vacuna reduce la transmisión

Al principio del proceso de vacunación era una incógnita cómo funcionarían las vacunas a la hora de frenar el contagio: aunque sí se conocía su eficacia evitando hospitalizaciones y muerte se desconocía hasta qué punto podría disminuir la transmisión del virus, motivo por el que los vacunados deben seguir cumpliendo las normas de prevención. Sin embargo, incluso en este punto los datos están siendo mucho mejores de lo esperado. En la práctica, aunque no se trate de vacunas esterilizantes, capaces de impedir la infección, sí están disminuyendo drásticamente la capacidad de contagio del vacunado.

vacunacion-masiva-cartuja010521.jpg

Mientras los contagios se desploman en los gráficos de los países que van por delante en la vacunación, ya hay estudios que hablan de esta extraordinaria noticia: los primeros en Israel y los más recientes en Reino Unido, donde una investigación del Public Health England ha destacado cómo una sola dosis de Pfizer o AstraZeneca reduce a casi la mitad la transmisión del virus en el entorno familiar. Las personas que se infectaron tres semanas después de recibir la primera dosis, señala, tenían entre un 38 % y un 49 % menos posibilidades de contagiar a otros de su entorno que no habían sido vacunados.

4. Nos protegerán más de lo esperado

Pfizer afirma que harán falta dosis de refuerzo de su vacuna pero algunas voces destacan que es posible que no sea necesario volverse a vacunar porque la inmunidad celular que están proporcionando es mayor de lo que se esperaba en un principio.

Se basan en los primeros estudios sobre la respuesta del sistema inmunitario, incluso desde la primera dosis; el hecho de que aún hay memoria inmune en pacientes que pasaron el SARS y que, aunque hay que estar vigilante, ninguna variante ha conseguido por el momento esquivarlas.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD