Menú

Los planes de las comunidades contra el coronavirus tras el fin del estado de alarma

Los gobiernos regionales perfilan las restricciones que impondrán a partir del 9 de mayo. En el aire: cierres perimetrales, toque de queda y aforos.

0
Los gobiernos regionales perfilan las restricciones que impondrán a partir del 9 de mayo. En el aire: cierres perimetrales, toque de queda y aforos.
Varias terrazas del municipio de O Grove (Pontevedra). | Europa Press / Beatriz Ciscar

¿Qué pasará con los cierres perimetrales, el toque de queda o los aforos permitidos en comercios y locales de restauración a partir del 9 de mayo? Son muchos los interrogantes abiertos sobre las restricciones que podrán aplicar las comunidades autónomas tras el fin del estado de alarma, el próximo sábado a las doce de la noche.

El Gobierno ha aprobado este martes un decreto para permitir a ejecutivos autonómicos recurrir ante el Tribunal Supremo las decisiones que adopten los Tribunales Superiores de Justicia sobre las restricciones que puedan aprobar para seguir luchando contra la pandemia, de manera que haya unidad de doctrina y evitar que se repita la disparidad de resoluciones judiciales del verano pasado.

Las comunidades están pendientes de lo que ocurra este miércoles en el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud durante el estado de alarma, ya que el Ministerio de Sanidad podría trasladarles nuevas medidas para controlar la propagación del coronavirus sin el escudo del régimen excepcional decretado por el Gobierno.

El Ejecutivo socialista, que en otros momentos defendía el estado de alarma como el paraguas necesario e imprescindible para la contención de la pandemia, ahora considera que los gobiernos autonómicos tienen "herramientas suficientes" para hacerlo por sí solos. Entre los líderes regionales, hay disparidad de opiniones.

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López-Miras, ha censurado al Gobierno de Pedro Sánchez por negarse a una prórroga y considera que "nos lleva a un callejón sin salida", por ejemplo. Sin embargo, el extremeño, Guillermo Fernández Vara, ve lógico que finalice ya el estado de alarma, alegando que "no se puede vivir eternamente en un estado de excepcionalidad".

Andalucía

El Gobierno andaluz está ultimando su propia "transición hacia la normalidad", y por tanto perfilando las "limitaciones o aperturas" que entrar en vigor el próximo domingo. Medidas que, tienen claro, se adoptarán "en consenso" con los sectores sociales y económicos.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, ha reconocido estos días que le preocupa que acabe el estado de alarma, porque, por ejemplo, "no podemos cerrar playas con niveles muy altos de contagios porque termina el estado de alarma".

Por ese motivo, los servicios jurídicos de la Junta están analizando posibles cambios en las leyes sanitarias. Modificaciones que permitan aislamientos domiciliarios y de áreas sanitarias con una determinada incidencia.

De hecho, según ha avanzado este miércoles el propio Juanma Moreno, la estrategia del Gobierno andaluz no incluirá el toque de queda en la comunidad, pero sí recogerá la apertura gradual de la actividad comercial en dos fases y el posible uso de los cierres perimetrales para los municipios con más incidencia.

Cuando la tasa de incidencia sea superior a 500 o 1.000, la Junta pedirá autorización judicial para poder aplicar su cierre perimetral y evitar así que el coronavirus se extienda a otros municipios, ha explicado.

Asturias

Dada la favorable situación epidemiológica de la región, el Principado ha decidido flexibilizar algunas de las restricciones, especialmente las relacionadas con la hostelería, como la ampliación del horarios, tanto en interior como en el exterior.

Desde el próximo viernes, los establecimientos podrán abrir hasta la una de la madrugada. Aunque -eso sí- mantendrán la prohibición de consumir en la barra.

Por otra parte, el límite máximo de personas en las mesas que haya en el interior de los locales de hostelería pasa de cuatro a seis. No obstante, el ocio nocturno seguirá cerrado.

Canarias

El presidente canario, Ángel Víctor Torres, ha pedido al Gobierno central que ponga en marcha de medidas extraordinarias en el archipiélago, mecanismos que les permitan mantener los controles en puertos y aeropuertos, pero también de las reuniones de grupos, tanto en espacios públicos como privados.

Además, ha considerado que sigue siendo necesaria la prueba PCR o test de antígeno negativo para viajar entre islas.

Cantabria

El Gobierno cántabro mantendrá -otros 14 días- el cierre del interior de los establecimientos de hostelería y el límite de un tercio de aforo en las terrazas. Por otra parte, prevé realizar cierres perimetrales con toque de queda en los municipios con mayor incidencia.

Unas medidas más laxas de lo que quisiera el ejecutivo regional, atendiendo a las palabras del director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, que este miércoles ha calificado como una "faena" que, a partir del 9 de mayo, no se puedan aplicar restricciones como el cierre perimetral o el toque de queda en toda la comunidad.

Castilla-La Mancha

El presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, se ha mostrado partidario de mantener medidas como el uso de la mascarilla y el toque de queda. Considera que la apertura no puede pasar "de cien a cero, o de cero a cien", por lo que planteará una desescalada ordenada.

Este miércoles, el Ejecutivo autonómico ha anunciado que celebrará un Consejo de Gobierno extraordinario este jueves y el sábado, 8 de mayo, con el fin de adecuar las medidas sanitarias al nuevo marco jurídico. No obstante, su portavoz, Blanca Fernández, ha adelantado en rueda de prensa que se levantará el cierre perimetral de la región.

En línea con las palabras de García-Page, ha asegurado además que van a "seguir tomando medidas para proteger la salud y la vida, pero afortunadamente éstas, poco a poco, pueden ser más flexibles", para así "permitir cierto respiro a la economía".

Castilla y León

En estos momentos, los equipos jurídicos del gobierno regional estudian cómo quedará el marco legal, cuando finalice el estado de alarma, para elaborar los informes que permitirán a la Junta de Castilla y León decidir las medidas que se pueden adoptar.

Será este jueves, en Consejo de Gobierno, según ha anunciado la Consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien ha advertido que la gestión de la pandemia será "mucho más complicada", porque algunas restricciones afectan a derechos fundamentales.

De hecho, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha adelantado este miércoles que no habrá toque de queda ni cierre perimetral, porque no existe "ningún tipo de viabilidad jurídica" en la adopción de ese tipo de medidas cuando decaiga el estado de alarma. Estas restricciones "deben ser reguladas por ley orgánica y no hay ninguna ley orgánica en este sentido", ha explicado.

Cataluña

El Consejero de Interior, Miquel Sàmper, ha asegurado que la voluntad del Gobierno regional es que el toque de queda nocturno decaiga "totalmente", si se mantiene la situación epidemiológica actual. Una posición que ha confirmado este martes el vicepresidente en funciones, Pere Aragonès, que ha asegurado además que no habrá cierres perimetrales.

Por su parte, la Consejera de Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Meritxell Budó, avanzó el pasado lunes que —si los datos de la pandemia se mantienen— no será necesario aplicar "medidas adicionales" cuando acabe el estado de alarma.

En la propuesta de restricciones que el Ejecutivo catalán ha hecho llegar al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, sí aparece la limitación de las reuniones a un máximo de seis personas.

Galicia

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, confía en que el Ministerio de Sanidad ofrezca más información a las comunidades esta tarde, de manera que puedan tomar decisiones. No obstante, considera que la evolución epidemiológica de la región permite "ampliar horarios e ir dejando sin efecto el toque de queda".

Asimismo, este miércoles ha asegurado que mañana se pondrán a trabajar sobre lo que se concrete en el Consejo Interterritorial, para anunciar las nuevas medidas a lo largo del día, "probablemente al final de la mañana".

Islas Baleares

El Gobierno balear está a favor de mantener los controles sanitarios en puertos y aeropuertos de las islas, una vez finalice el estado de alarma. Además, sería partidario de mantener el toque de queda, a tenor de las palabras de su Consejera de Salud, Patricia Gómez, que la ha considerado "una buena medida" para el control de la pandemia.

De momento, el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares ha tachado se "inadmisibles" algunas de las peticiones que le ha trasladado, por no estar aprobadas en Consejo de Gobierno cuando se hizo la consulta (requisito previsto en la norma procesal). El Ejecutivo balear ha contestado convocando un Consejo extraordinario para aprobar de urgencia el toque de queda y que el tribunal pueda pronunciarse al respecto.

La Rioja

La portavoz del Gobierno riojano, Sara Alba, ha presentado el nuevo Plan de Medidas según Indicadores que entrará en vigor el domingo a las 00.00 horas y que contará con tres niveles y uno más intensificado, en sustitución del actual 'Semáforo' de seis niveles.

No obstante, ha querido hacer un llamamiento a la prudencia de la ciudadanía porque "la pandemia no se va con el estado de alarma", según ha destacado. El principal objetivo ahora es "vacunar, vacunar y vacunar".

Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha mostrado partidaria de "mantener las mismas medidas" a partir del 9 de mayo. Eso sí, eliminando el "palo severo" del toque de queda.

Por lo tanto, seguirían prohibidas las reuniones de no convivientes en los domicilios, se aplicarían confinamientos quirúrgicos (por Zonas Básicas de Salud), y continuaría la limitación de comensales por mesa en los establecimientos de hostelería (6 en terraza y 4 en interior).

No obstante, este miércoles ha advertido en Es la Mañana de esRadio que habrá que esperar a ver "las sorpresas que nos prepara Sánchez", en alusión a que podría haber evitado tomar medidas impopulares hasta que pasaran las elecciones de Madrid.

Navarra

El Gobierno navarro se plantea: mantener la limitación de movilidad nocturna entre las 23:00 y las 06:00 horas, limitar las reuniones en los domicilios a un máximo de seis personas de dos unidades convivenciales y ampliar a las 22.00 horas el horario de las terrazas en hostelería.

País Vasco

El presidente vasco, Iñigo Urkullu, uno de los más críticos con el fin del estado de alarma, ha confirmado que su Gobierno prepara un nuevo decreto para publicar el lunes 10 de mayo, con el objetivo de mantener las restricciones actuales en la medida de lo posible, aunque no ha querido adelantar su contenido. Lo que sí ha advertido es que su equipo trabaja para que éste tenga amparo legal.

Entretanto, la Fiscalía Superior del País Vasco ya ha expresado su rechazo a la posibilidad de que se pueda mantener el cierre perimetral de la región o el toque de queda nocturno, después del 9 de mayo. El motivo: no es posible limitar derechos constitucionales como la libre circulación sin la cobertura del estado de alarma.

Valencia

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, quiere realizar una "desescalada prudente y progresiva" para "llegar al verano con la máxima normalidad que se pueda".

Según ha avanzado, pedirá permiso al Tribunal Superior de Justicia para mantener un toque de queda reducido.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia