Menú

El Gobierno esconde que la incidencia del coronavirus se ha disparado en Ceuta tras la avalancha de inmigrantes

Sanidad excluye de sus estadísticas los casos importados de Marruecos y los médicos denuncian que la incidencia acumulada se ha multiplicado por nueve

0
Sanidad excluye de sus estadísticas los casos importados de Marruecos y los médicos denuncian que la incidencia acumulada se ha multiplicado por nueve
EFE

Los médicos de Ceuta están indignados. Si hace unas semanas ya advertían en Libertad Digital que la avalancha de inmigrantes irregulares procedentes de Marruecos podría disparar los contagios en la ciudad, hoy constatan que efectivamente eso es lo que ha sucedido. Sin embargo, lo que más les revuelve es el hecho de que el Gobierno trate de ocultarlo.

Tal y como el Ministerio de Sanidad anunció hace unos días, las estadísticas oficiales que se publican diariamente excluyen el número de positivos detectados entre los sin papeles, por lo que, si uno acude a la tabla oficial, comprueba que la incidencia acumulada en Ceuta a 14 días -según la última actualización publicada en el momento de escribir esta noticia-, es de 48 casos por cada 100.000 habitantes. Es decir, la tercera más baja de España, únicamente por detrás de las Islas Baleares y la Comunidad Valenciana.

Junto al nombre de la ciudad autónoma, sin embargo, aparecen dos asteriscos que nos llevan a una pequeña nota al pie de página, en la que se explica que "no se tienen en cuenta los 91 casos positivos importados". Así, si uno hace las cuentas y los incluye, comprueba que la incidencia se dispararía hasta los 156 por 100.000 habitantes. Es cierto que también habría que elevar la población que se toma como referencia, pero, en todo caso, incluso sumando los 3.000 inmigrantes que se calcula que habrían llegado a la ciudad, estaríamos hablando de una IA superior a 150.

Lo que el ‘maquillaje’ esconde

"El Ministerio no miente, pero maquilla", denuncia el presidente del Sindicato Médico de Ceuta, Enrique Roviralta. En declaraciones a LD, el doctor dice no entender por qué los casos detectados entre los inmigrantes no entran en las estadísticas. "¿O es que cuando ha habido un brote de temporeros también se ha diferenciado?", se pregunta.

En su momento, el departamento que dirige Carolina Darias justificó su decisión alegando que su objetivo no era otro que evitar distorsionar las estadísticas, pero los médicos advierten a Sanidad de que "con dos asteriscos no se tapan los problemas". La realidad es que el pasado 17 de mayo, el primer día en el que los inmigrantes procedentes de Marruecos comenzaron a llegar en masa a Ceuta, la ciudad autónoma tenía una incidencia acumulada de 17 casos por cada 100.000 habitantes. Hoy, 23 días después, la incidencia se habría multiplicado por nueve.

2.000 inmigrantes sin control

"Y eso sin contar con los más de 2.000 inmigrantes a lo que no se les puede hacer test de antígenos porque están en la calle, son irregulares y no son menores", advierte el presidente del Sindicato Médico de Ceuta. La inmensa mayoría de niños y adolescentes que entraron en Ceuta ilegalmente ya han sido identificados y permanecen alojados en diferentes albergues y naves de la ciudad. Sin embargo, aún son muchos los sin papeles que siguen vagando por las calles, escondiéndose de las fuerzas de seguridad para evitar ser identificados.

Y eso es lo que más preocupa tanto a los sanitarios como a las autoridades, puesto que ninguno de ellos ha sido sometido todavía a una PCR o un test de antígenos. "No están controlados sanitariamente y ése es el problema. Viven en la calle, comen lo que les da la gente, no tienen para mascarillas, se lavan en la playa… En fin, una situación tremenda", explica Roviralta.

Un futuro incierto

No en vano, el doctor asegura que "la percepción de la ciudadanía es de miedo e inseguridad" y lo peor es la "incertidumbre" de no saber qué va a suceder, ya que, de momento, Marruecos sigue poniendo obstáculos para ejecutar las devoluciones forzosas, es decir, la de aquellos que no quieren regresar voluntariamente a su país y que, en estos momentos, son la inmensa mayoría.

"No se sabe qué futuro van a tener: si se van a quedar, si se van a devolver, si van a ir a la península… Están en un limbo y nadie quiere abordar el tema porque es un asunto incómodo", lamenta el presidente del Sindicato Médico de Ceuta, que advierte al Gobierno de que "obviar el problema no va a hacer que desaparezca, sino todo lo contrario".

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD