Menú

Huevo campero: el super alimento para vitaminarse y supermineralizarse

Lo decía Súper Ratón, y estaba en lo cierto, no hay que olvidar vitaminarse y supermineralizarse, porque no hay mejor forma de cuidar la salud.

0
Lo decía Súper Ratón, y estaba en lo cierto, no hay que olvidar vitaminarse y supermineralizarse, porque no hay mejor forma de cuidar la salud.
Huevos | Pixabay

Los alimentos que siempre nos ha dado la tierra son nuestra arma más poderosa en la lucha contra las enfermedades, también las patologías víricas. Según investigadores de la Universidad Complutense, micronutrientes como la vitamina A y D, el hierro, el zinc y el cobre, muy especialmente, juegan un papel determinante en el funcionamiento del sistema inmune.

Todos estos elementos y muchos otros están presentes en abundancia en los huevos camperos, por lo que introducirlos en la dieta es una deliciosa manera de prevenir patologías de todo tipo; y no sólo víricas o bacterianas, también varios tipos de cáncer, dolencias cardiovasculares, Alzheimer, o enfermedades mentales (depresión, ansiedad, pérdida de memoria y concentración…), así como osteoporosis o cataratas.

Vitaminas: productores de glóbulos blancos

El huevo campero es uno de los alimentos más ricos en vitaminas, que son los nutrientes esenciales para que el organismo pueda producir abundantes y resistentes glóbulos blancos. De hecho, ofrecen vitaminas del Grupo B, como la tiamina o B1, riboflavina o B2, niacina o B3, ácido pantoténico o B5, piridoxina o B6, biotina o B7, ácido fólico o B9 y colina.

«No se acaba aquí la colección de vitaminas que puedes encontrar en un huevo bien producido —asegura Piedad Varela-Portas, cofundadora de Pazo de Vilane, granja de huevos camperos decana en España, fundada en 1996—, también las vitaminas D, E, y K están presentes. O antioxidantes tan importantes para la salud en general como el lumicromo, la lumifalvina, el triptófano, la tirosina, la zeaxantina o la luteína; incluso aminoácidos como la taurina».

Minerales en los huevos: muchos, y muy buenos

Pero los huevos de gallinas camperas son campeones igualmente en minerales tan valiosos como el calcio, el hierro, el yodo, el zinc, el fósforo, el magnesio y el potasio. Desde hace años se conoce la importancia del calcio y el hierro para evitar enfermedades y conservar la buena salud en general, pero recientemente se ha comprobado la importancia del zinc o el selenio (junto a la vitamina D también presente en los huevos) para lograr unas defensas fuertes, así como una vista joven durante más tiempo.

Por otro lado, mucho se ha hablado en décadas pasadas acerca del binomio colesterol y huevos, relacionándolos erróneamente, por cierto. Pero las últimas investigaciones han demostrado que el colesterol de los alimentos no incide en nuestros niveles en sangre, porque se trata de colesterol esterificado, y el cuerpo sólo es capaz de absorber el libre o no esterificado. Por tanto, la mayor parte no se asimila: se expulsa.

De hecho, no es cierto que comer un huevo al día aumente los riesgos cardiovasculares. Este alimento sí contiene grasas, pero en su mayor parte beneficiosas, las denominadas grasas insaturadas o HDL, es decir, las que ayudan a disminuir las LDL o malas.

Por cierto, ¿sabías que la Fundación Española del Corazón no ve necesario restringir los huevos en la dieta de individuos sanos? Este organismo asegura que se pueden comer sin problemas hasta 5 a la semana. Así que disfruta sin remordimiento de unos buenos huevos revueltos, cocidos o a la plancha en el desayuno; de cualquier forma son sanos… y están riquísimos.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia