Menú

España dice adiós a AstraZeneca en su mejor momento: es tan segura y eficaz como las vacunas de ARNm

Los datos certifican que el fármaco de Oxford protege ante la variante india y tiene un perfil de seguridad similar a los de Pfizer y Moderna.

0
Los datos certifican que el fármaco de Oxford protege ante la variante india y tiene un perfil de seguridad similar a los de Pfizer y Moderna.
Viales de la vacuna de AstraZeneca. | EFE/EPA/MAST IRHAM/Archivo

La demonizada vacuna de AstraZeneca contra la covid tiene los días contados en España. Tras muchas idas y venidas del Gobierno, el Ministerio de Sanidad anunció el 19 de julio que dejaba de repartirla entre las comunidades autónomas, al entender que contaban con dosis suficientes para completar la pauta de vacunación de las personas que tenían que recibir la segunda inyección, y que el resto de los viales (20 millones que quedan por recibir del compromiso de 31 millones adquirido con la farmacéutica) se donarían a través del mecanismo Covax.

260721-ops-oms-covax.jpeg
lunes, 26 de julio de 2021. En cumplimiento del compromiso anunciado por el Presidente del Gobierno en la Cumbre Iberoamericana de Andorra, España ha iniciado la donación de 7,5 millones de vacunas a países de América Latina y el Caribe, que se distribuirán a través del mecanismo COVAX.

Paradojas de la vida, este adiós se produce justo cuando un gran número de estudios recientes respaldan la seguridad y eficacia del fármaco de Oxford. Uno de los más relevantes es el publicado recientemente en la revista The Lancet, que confirma que una persona inmunizada con esta fórmula tiene las mismas probabilidades de sufrir trombos que si ha recibido las vacunas de Pfizer o Moderna. Sus perfiles de seguridad son muy similares.

Pero es que, además, su eficacia ante la variante detectada por primera vez en India (renombrada como Delta por la OMS) está resultando mucho mejor de lo esperado. Un estudio realizado por la Red de Investigación de Inmunización de Canadá (CIRN) con datos del mundo real ha evidenciado que una sola dosis es un 82% eficaz contra la hospitalización o la muerte causada por las variantes Beta/Gamma (sudafricana/brasileña), un 87% frente a la Delta (india) y un 90% frente a la Alfa (británica). Porcentajes que aumentarían tras la segunda dosis. Según reflejan los datos del sistema público de salud (PHE), en el caso de AstraZeneca alcanzaría un 92% de eficacia contra la variante Delta (india).

Por otra parte, se han publicado estudios que avalan la eficacia de la combinación de las vacunas de AstraZeneca y Pfizer, asegurando que la protección que proporciona es incluso mayor que la que ofrecen dos inyecciones el mismo fármaco. El último, publicado en Nature, certifica que el nivel de anticuerpos que genera es hasta tres veces mayor.

De hecho, es ahora cuando países que no lo habían hecho hasta el momento autorizan sin miedo la administración de la vacuna. Es el caso de Nueva Zelanda, que ha aprobado este jueves su uso para mayores de 18 años, convirtiéndose en el tercer fármaco contra la covid autorizado por el órgano regulador neozelandés, MEDSAFE, después de Janssen y Pfizer.

El perfil de seguridad

az-dosis-enfermera-300721.jpg

Sin duda, la seguridad es lo que más ha preocupado desde que en marzo se notificaran los primeros casos de trombos tras la administración de la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca. Unos episodios que la EMA catalogó de "muy raros". Pero que, aún así, conllevaron la paralización de la vacunación con el fármaco de Oxford en varias ocasiones, hasta tener más información. Finalmente, Sanidad decidió limitar su administración a mayores de 60 años. Y, recientemente, prescindir de este fármaco en la campaña de vacunación.

Pero, justo ahora, el viento sopla a favor de la farmacéutica británica. La realidad ha demostrado que los eventos trombóticos han sido absolutamente excepcionales. Una anécdota entre los millones de vacunas de AstraZeneca inoculadas en todo el mundo. Lógicamente, las investigaciones científicas lo certifican.

El trabajo publicado el 27 de julio en The Lancet analiza los casos de 945.941 participantes inoculados con vacunas de ARNm, 426.272 a los que se les ha administrado AstraZeneca, 222.710 personas con Covid-19 y otros 4.570.149 participantes.

Los investigadores evaluaron las tasas de incidencia de trastornos de la coagulación sanguínea de tromboembolia y trombocitopenia, incluida la trombosis con trombocitopenia de frecuencia muy rara, después de la vacunación con una vacuna de ARNm o Vaxzevria (nuevo nombre comercial de AstraZeneca). Y también se compararon con las tasas esperadas en una población general y en personas con la enfermedad.

El resultado: los perfiles de seguridad de Astrazeneca (Vaxzevria) y las vacunas de ARN mensajero (Pfizer y Moderna) fueron similares y, en general, favorables. Se observaron trastornos de la coagulación (TTS) muy poco frecuentes con todos los fármacos, y en menor proporción que entre los diagnosticados de covid.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia