Menú

La UE prohibirá los vuelos de Sudáfrica por la variante Nu, que ya han detectado en Bélgica

La variante que ha generado alarma este viernes ha provocado una cadena de prohibiciones de vuelos desde Sudáfrica.

0
La variante que ha generado alarma este viernes ha provocado una cadena de prohibiciones de vuelos desde Sudáfrica.
Europa Press

Los países de la Unión Europea se disponen a prohibir los vuelos con salida o destino a Sudáfrica y otros seis países africanos por temor a que la nueva variante de SARS-CoV-2 B.1.1.529 (conocida como Nu) se propague por esas rutas, según han informado a Europa Press fuentes europeas.

Las restricciones afectarán a Sudáfrica, Botsuana, Esuatini, Lesoto, Namibia, Mozambique y Zimbabue y se aplicará "durante catorce días", han precisado las fuentes.

La noticia se conoce después de que el Ministerio de Sanidad anunciara la restricción de vuelos procedentes de Sudáfrica y Botsuana, que se llevará a la mesa del Consejo de Ministros del próximo martes. Una decisión que llegaba tras suspensiones similares en países como Alemania, Italia, Francia, República Checa, Países Bajos, Austria y Croacia, además de Reino Unido e Israel.

Ya ha llegado a Europa

Una mujer con síntomas de coronavirus tras un viaje a Egipto con escala en Turquía es el primer caso confirmado en Bélgica de un paciente contagiado con la nueva variante Nu. El diagnóstico ha sido confirmado por el Hospital universitario UZ Leuven (Lovaina) tras examinar a una joven adulta que no estaba vacunada y que empezó a desarrollar síntomas once días después de haber realizado el viaje a Egipto, según informa la cadena belga RTBF.

Se trata del primer caso confirmado en Europa de esta variante que se relaciona con los países del sur de África, aunque la paciente, que presenta una alta carga vírica, no parece tener ningún vínculo reciente con esa región, de acuerdo a la información ofrecida del caso.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) va a convocar este viernes una reunión de expertos para evaluar la nueva variante. El objetivo, según ha anunciado el organismo sanitario internacional de Naciones Unidas, es determinar si esta variante "debe ser designada como variante de interés o variante preocupante".

La doctora Maria Van Kerkhove, epidemióloga líder de la OMS, ha apuntado que todavía no se conoce mucho esta nueva variante, ya que apenas hay "menos de 100 secuencias genómicas completas disponibles". En cualquier caso, ha detallado que "lo que sí se sabe es que esta variante tiene un gran número de mutaciones y la preocupación es que cuando tienes tantas mutaciones eso puede tener un impacto en cómo se comporta el virus".

La epidemióloga ha afirmado, no obstante, que por el momento es pronto para saber la gravedad de esta nueva cepa del virus. "Tardaremos unas semanas en comprender qué impacto tiene esta variante. Hay mucho trabajo en marcha. Es una variante que se está monitorizando. Discutiremos si se convertirá en una variante de interés o de preocupación y, si es así, le daremos un nombre griego, pero es algo que hay que vigilar", ha explicado.

En Tecnociencia

    0
    comentarios