Menú

La doctora que descubrió la variante ómicron: "Estoy en el epicentro y es extremadamente débil"

Angelique Coetzee asegura que en Sudáfrica no se ha hospitalizado a nadie. Los expertos llaman a la calma y piden dos semanas para conocer su alcance.

Angelique Coetzee asegura que en Sudáfrica no se ha hospitalizado a nadie. Los expertos llaman a la calma y piden dos semanas para conocer su alcance.
Angelique Coetzee, durante la entrevista concedida a la BBC | BBC

Mientras los ministros de Sanidad del G7 -con la UE como invitada- se reúnen de urgencia para analizar el avance de la nueva variante del coronavirus, los expertos llaman a la calma e insisten en que aún es pronto para determinar tanto el alcance como la virulencia de la ya bautizada como variante ómicron, que acumula más de 30 mutaciones en la proteína S, en la que se basan las actuales vacunas.

Entre ellos, la propia doctora que la descubrió apenas unos días en Sudáfrica: "Lo que estamos viendo ahora, y recuerden que estoy en el epicentro, es extremadamente leve", ha asegurado Angelique Coetzee, presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica.

En una entrevista concedida a la BBC, la doctora ha explicado que, hasta ahora, los pacientes contagiados han presentado síntomas muy leves: "No hemos hospitalizado a nadie aún. He hablado con otros colegas y el panorama es el mismo".

Los síntomas de Ómicron

Según ha relatado, todo empezó el pasado 18 de noviembre, cuando atendió a un paciente de unos 30 años que decía llevar días sintiéndose cansado y con cierto malestar. "Tenía un poco de dolor de cabeza, no tenía realmente dolor de garganta, lo describió más bien como una picazón, sin tos ni pérdida de gusto u olfato", ha aclarado la doctora.

A Coetzee estos síntomas le resultaron inusuales y decidió hacer un test rápido en su consulta. Tanto el paciente como el resto de los miembros de su familia dieron positivo. A lo largo del día, se presentaron otros pacientes con síntomas similares, por lo que decidió alertar al comité asesor de vacunas del Ministerio de Salud de Sudáfrica, del que forma parte.

A pesar de la alarma generada, la doctora insiste en que, al menos por ahora, sus síntomas no revisten gravedad. No en vano, reconoce que esta variante podría haber pasado inadvertida: "Si no fuese por el hecho de que nosotros en Sudáfrica no habíamos visto casos de covid en las últimas semanas, la habríamos pasado por alto".

¿Servirán las vacunas actuales?

En cualquier caso, esto no significa que los síntomas no puedan agravarse con el paso de los días. Precisamente por eso, los expertos advierten de que necesitan entre una y dos semanas para cerciorarse tanto del peligro al que nos exponemos como de si la nueva variante es capaz de sortear el efecto de las vacunas.

De momento, las autoridades sanitarias de Sudáfrica aseguran que los infectados son, en su mayoría, jóvenes no vacunados o vacunados parcialmente. Esto respondería a la propia situación del país, donde apenas un 40% de los adultos ha recibido el antídoto contra el coronavirus, un porcentaje que incluso se reduce considerablemente en el grupo de 20 a 40 años.

En cualquier caso, lo que sí parece más que evidente es que ómicron es mucho más transmisible que sus predecesoras. En Sudáfrica, los científicos creen que es responsable de hasta el 90% de los nuevos casos y los primeros estudios muestran que tiene una tasa de reproducción de 2, lo que significa que es probable que todas las personas infectadas lo transmitan a otras dos personas.

Presente en 45 países

Hasta este lunes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha corroborado la presencia de esta variante en, al menos, 45 países de todo el mundo. Entre ellos, España y Portugal, que esta misma mañana ha confirmado 13 positivos en el equipo de fútbol Belenenses, después de que uno de sus jugadores disputase dos partidos de clasificación para el Mundial con la selección sudafricana.

Entre los países europeos que ya habrían notificado casos relacionados con ómicron se encuentran, además, Alemania, Austria, Bélgica, Países Bajos, Dinamarca, Italia, República Checa, Reino Unido y Escocia.

El cierre de fronteras

A pesar de que la OMS ha desaconsejado la adopción de restricciones de viaje, varios países han cerrado sus puertas a los viajeros procedentes de Sudáfrica por temor a la expansión de la nueva variante. Otros han ido más lejos: Marruecos ha suspendido por dos semanas la llegada de vuelos internacionales e Israel ha prohibido la entrada de extranjeros en su territorio.

Los expertos, sin embargo, insisten en que esta solución lo único que permite es "ganar tiempo" frente a una nueva variante, pero no ataja el problema de raíz. "Llegará de todos modos si tiene ventaja y desplaza a la anterior. La vacunación global es la única solución", sentencia el epidemiólogo Antonio Gutiérrez-Pizarraya, doctor e investigador del Hospital Universitario Valme (Sevilla)eproductor objeto media

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad