Menú

¿Y si la alarma generada por ómicron fuese una estrategia de la OMS?

Tomás Camacho, responsable de los laboratorios del grupo Vithas, cree que por ahora no hay razones para entrar en pánico y esboza su particular teoría

0
Tomás Camacho, responsable de los laboratorios del grupo Vithas, cree que por ahora no hay razones para entrar en pánico y esboza su particular teoría
Test masivos en Thailandia para detectar Ómicron | EFE

A pesar del pánico que se ha desatado tras la aparición de ómicron, cuyas mutaciones y sus efectos siguen bajo estudio, lo cierto es que hasta el momento no se ha registrado ningún fallecido contagiado con la nueva variante del coronavirus. Es más, tampoco se tiene constancia de pacientes graves. En España, ya son siete los casos confirmados y ninguno de ellos ha precisado de ingreso hospitalario, sino que se trata de personas asintomáticas -a las que se les ha detectado la covid-19 tras someterse a un test en el aeropuerto- o con síntomas leves.

Precisamente por eso, llama la atención la alarma que tanto la Organización Mundial de la Salud como algunos gobiernos han generado. Más allá de que la evolución de la pandemia pueda descontrolarse por otros factores, son muchos los expertos que ponen en duda que ómicron pueda ser la causa de esa hipotética deriva. Entre ellos, se encuentra Tomás Camacho, responsable de los laboratorios del grupo Vithas y uno de los profesionales que más casos ha secuenciado en nuestro país.

Síntomas leves

Camacho ha estudiado de cerca todas y cada una de las variantes que han ido llegando a España y, aunque reconoce que todavía es pronto para sacar conclusiones sobre ómicron, insiste en que "nada parece indicar que la severidad sea mayor y que no vaya a responder a la vacunación como han hecho otras mutaciones previas".

El experto subraya que, hasta ahora, los casos que se han registrado tanto en Sudáfrica como en el resto del mundo demuestran que la sintomatología "no es especialmente más grave". Así, entre los síntomas, únicamente destacan "la mialgia (cansancio muscular) y la cefalea".

Además, asegura que la velocidad de transmisión que se ha visto en el país donde se dio la voz de alarma no es extrapolable al resto del mundo. "Es necesario ver el contexto de Sudáfrica, con gente joven menos vacunada y portadores en muchos casos de inmunodeficiencias como el VIH", advierte el doctor, que insiste en en que, incluso en esas circunstancias, todavía "no han hospitalizado a nadie".

Una crítica a los países ricos

Partiendo de estas consideraciones, Camacho se suma a aquellos que no entienden la alarma que las autoridades han desatado a raíz de la aparición de esta nueva variante y advierte de que podría tratarse de una estrategia para remover conciencias: "Desde el punto de vista estrictamente personal, creo que esta llamada de atención de la OMS en relación con la variante ómicron tiene más que ver con la crítica a los países ricos, que ya vamos por la tercera dosis, mientras que en Sudáfrica solo tienen vacunado al 35% con pauta completa".

Así, el pánico generado únicamente estaría encaminado a hacer ver a gobiernos y ciudadanos que de nada sirve tener toda la población de un país vacunada si sigue habiendo lugares donde el virus puede campar a sus anchas. "Me parece que es su forma de decir: si no vacunáis al tercer mundo esto seguirá y habrá nuevas variantes", subraya Camacho.

Delta tampoco fue más grave

Además, el doctor compara lo que está sucediendo ahora con lo que ocurrió tras la irrupción de la variante delta: "En India morían diariamente cerca de 2.000 personas, y, sin embargo, entre los vacunados en nuestro país lo máximo que ha generado es un cuadro gripal".

Tras analizar miles de casos, Camacho asegura que los datos demuestran que el cuadro clínico generado en estos momentos "solo es severo entre las personas no vacunadas". En aquellos que ya han sido inmunizados la situación es bien distinta: "En Vithas Red Diagnóstica estamos teniendo muchos casos positivos en vacunados con tan solo mialgia y rinorrea, un cuadro que se parece a un resfriado, o, como mucho, a un cuadro gripal".

Por último, el experto asegura que "la incidencia acumulada está aumentando porque se están haciendo cribados en empresas", pero insiste en que la mayor parte de los positivos que diagnostican "o son asintomáticos o tienen rinorrea".

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia