Menú

"Hay que retirar los protocolos y que el sistema sólo se ocupe de los casos más graves de covid"

La percepción de que hay que cambiar la forma de tratar el coronavirus se extiende aunque no todos los médicos de familia lo apoyan.

0
La percepción de que hay que cambiar la forma de tratar el coronavirus se extiende aunque no todos los médicos de familia lo apoyan.
Pruebas de antígenos en un centro de salud de Murcia | EFE

Hace unas semanas, cuando comenzó en España la nueva ola de coronavirus que ha multiplicado los contagios, un médico de familia de Navarra lanzó una propuesta pidiendo el fin de los protocolos y la burocracia cuando se empezaba a constatar que ómicron, ya fuera por la creciente inmunidad de la población o por la naturaleza del propio virus, provocaba menos enfermedad grave. El doctor Juan Simó, del Centro de Salud Rochapea de Pamplona, proponía una vuelta a la normalidad gradual para evitar la saturación de los centros de salud y que pacientes quedaran desatendidos por la afluencia creciente de contagiados asintomáticos o leves en un texto que encontró un importante eco. "Tenemos que tratar a SARS CoV 2, a partir de ahora, como a cualquier otro virus respiratorio", proponía el médico de familia que abogaba, entre otras cosas, por el fin de los rastreos, los test a personas con síntomas, las cuarentenas de los asintomáticos y también "abrir los telediarios" con el conteo diario de casos. "No puede ser que tengamos los centros de salud anulados por un catarro clínicamente intrascendente en la inmensísima mayor parte de casos, sin poder atender debidamente a los enfermos de verdad", afirmaba.

La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SemFYC), una de las tres grandes sociedades médicas de atención primaria, hizo parcialmente suyas estas ideas en el editorial de su revista médica tras unas navidades que han colapsado aún más los ambulatorios y las urgencias. Entre otras cosas, pedían el "fin de la excepcionalidad", una comunicación "adulta" por parte de las autoridades y cambios en los protocolos para poder atender adecuadamente a los pacientes no covid. Aunque no es un comunicado oficial de la SemFYC, según precisa José María Molero, miembro de su Consejo asesor, sí es una "reflexión de cara al futuro" que está "en consonancia" con el mensaje que están lanzando desde la Sociedad: "Hay que empezar a hacer cosas y dejar de estar sometidos a la actividad covid" y abordar cambios ahora y a medio plazo.

En conversación con LD, Molero destaca que, ante este nuevo escenario, con una variante que provoca una enfermedad menos grave, "estamos dejando de hacer cosas" que podrían terminar "generando un problema de salud igual o mayor a la covid". El médico, miembro del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas de la SemFYC, afirma que se está observando "una tasa de letalidad muy, muy baja", si se comparan a los aproximadamente 2.250.000 infectados desde el 15 de noviembre y los dos mil fallecidos que se han producido. "Son importantes los muertos", pero en su opinión, también hay que valorar que se está bloqueando toda la actividad de los centros de salud, incluido el seguimiento de pacientes crónicos que pueden "descompensarse", con enfermedades renales, respiratorias, hepáticas… A ello se suman la falta o el retraso en los diagnósticos. Por ello, defiende que "hay que plantearse cambios" en la actuación: "Tenemos una enfermedad menos grave, muy contagiosa, un porcentaje de población muy alto vacunado" y la posibilidad en breve de usar antivirales para mejorar la atención precoz en pacientes que pueden complicarse. Así, Molero se pregunta si realmente el sistema de salud tiene que utilizarse para diagnosticar casos de covid que "por encima del 97% sabemos que no van a dar problemas" y aboga por el autodiagnóstico, el autocuidado, la posibilidad de acceder sin pasar por el centro de salud a bajas y altas, y la responsabilidad de los ciudadanos.

"Con la gripe no se limitan aforos"

También apuesta por la transición a un sistema centinela similar al de la gripe, con la creación de una red de detección de casos capaz de localizar picos de alta incidencia, una posibilidad que Sanidad ahora se estaría planteando y por la que ya se está apostando en regiones como Madrid. Sin la obligación de hacer un test a todo el que presente síntomas, el sistema sanitario se centraría, según Molero, en el diagnóstico y seguimiento de los pacientes que pueden presentar complicaciones y necesitar atención, tales como los de edad avanzada o enfermedades crónicas relacionadas con el corazón, el riñón, el hígado, los pulmones, oncológicos, inmunodeprimidos, enfermedades neurológicas o diabéticos. A ellos, y a los que pudieran presentar problemas sin ser en principio de riesgo, es a los que se deberían "dedicar".

"No digo que sea la gripe ni un catarro, pero la covid 19 es una enfermedad infecciosa respiratoria sin el pronóstico y la gravedad del principio y hay que organizar los protocolos", insiste Molero, que también cree que hay que revisar las restricciones, que "dificultan la vida social y económica" y también pueden hacer peligrar "el compromiso de la sociedad con la enfermedad". En su opinión, ha de ser "el enfermo al que aislemos de la sociedad" y no que sea "toda la población" la que deba asumir medidas. Según el doctor, que recuerda que "con la gripe no se limitan ni aforos ni horarios", sí sería conveniente recomendar prudencia en momentos de alta incidencia a la población vulnerable e insistir en quien presente síntomas se quede en casa.

"Confianza" a la población

El médico aboga por "dar confianza a la población" y hacerla "protagonista de las decisiones", sin mensajes confusos o protocolos "que sólo conocemos los profesionales". "Habría que pedirles un compromiso importante" sobre la precaución o la protección de los vulnerables de su entorno. Un mensaje similar al que lanza desde Navarra, en declaraciones a LD, el doctor Simó: "Es mejor tratar a la gente como adultos responsables, no como niños irresponsables o incapaces". Simó cree que en estas semanas o días antes de que la ola empiece a bajar "lo primero es quitarle el miedo a la gente" y abordar ya cambios en algunos protocolos "para que los centros de salud puedan hacer lo que deben hacer y no seguimientos masivos de pacientes con mocos".

Desde su experiencia en su consulta, Simó habla de "centros de salud anulados desde hace semanas" por unos protocolos que "ya no deberían existir" y que obligan a contactar con personas en su "inmensísima mayoría con síntomas leves" y a tramitar bajas laborales por protocolo. "Los médicos de familia llevamos años pidiendo alternativas como la autodeclaración de ausencia por enfermedad como la que tienen en el Reino Unido", destaca en alusión al Self Certification Absence Form, que permite al trabajador autojustificar ausencias por enfermedad inferiores a una semana.

"Mientras tanto, los pacientes crónicos y agudos de otras cosas más importantes que un catarro, están encerrados en sus casas con miedo a salir, a venir al centro, porque esta es la ‘peor ola’ de la pandemia, y con muchísimas dificultades para contactar, siquiera por teléfono, con su médico", lamenta. En su opinión, "las autoridades que han decidido estos protocolos los tienen que retirar y decirle a la gente que el sistema sólo se va a ocupar de los casos más graves" e implantar algo similar, "de una vez", al sistema británico.

Molero, mientras, recuerda que propuestas como estas pueden variar y adaptarse si cambia el "escenario" en una semanas. Pero insiste en que, a día de hoy, "se va a una enfermedad menos grave y no podemos seguir actuando ‘por si acaso’, porque eso genera mortalidad o pérdida de salud a medio o largo plazo".

"Nos gustaría que fuese así"

Otras sociedades médicas de atención primaria discrepan de estos planteamientos: la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) si bien no se posiciona "en contra de lo que dice el editorial", sí indica que "según la evidencia disponible a día de hoy, todavía no se dan las condiciones ni situación epidemiológica idónea que apunten al fin de la excepcionalidad". "Nos gustaría que fuera así, pero día a día lo vemos y sufrimos con la gran carga asistencial que tenemos en nuestras consultas después de 6 olas de contagios", explican a LD.

Desde la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) se muestran de acuerdo en que hay que normalizar la situación, pero sin precipitarse ni banalizar la covid diciendo que es como la gripe, porque no lo es", informa Efe.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia