Menú

Cubrir los gastos de fallecimiento: entierro o incineración

Contar con un seguro de decesos para entierro o incineración, resulta de gran ayuda en los duros momentos.

Lara Martín
0
Contar con un seguro de decesos para entierro o incineración, resulta de gran ayuda en los duros momentos.
Pixabay

En estos momentos de pandemia tan duros que nos está tocando vivir en todo el mundo, aprender a disfrutar de todos los momentos que las circunstancias nos ofrecen, resulta algo fundamental. Estamos en esta vida de paso y ese delicado momento es algo que resulta inevitable.

Contar con un seguro de decesos para entierro o incineración, resulta de gran ayuda en los duros momentos pero, ¿cómo contratarlo? Te ofrecemos toda la información necesaria para contratar un seguro de decesos.

Cómo estar protegido ante un fallecimiento

Resulta complicado en el momento más duro estar atentos a todo lo que requiere la situación, ya que supone una mayor carga tanto a nivel personal como emocional. Es entonces cuando entra en juego el seguro de decesos. Se trata de un seguro cuya labor será la de dar apoyo de diferentes formas a la familia, llegado el momento.

Nos referimos a que el seguro no sólo correrá con los gastos del sepelio, algo que resulta cuantioso, sino que además facilitará los trámites y gestiones necesarias para llevar a cabo el proceso, simplificándolos en caso de que sea necesario (como por ejemplo, los derivados a raíz de un fallecimiento en el extranjero). En este sentido, tramitará la documentación por fallecimiento, los gastos de la funeraria en cuanto a los servicios prestados como incineración o exhumación, los gastos derivados del traslado, la esquela, las flores, partida de defunción y de testamentos, fé de vida...

Los seguros de decesos, además, cuentan con posibles coberturas adicionales como la asistencia psicológica a los familiares –corriendo con los gatos–, la asistencia en viaje si fuera necesaria, los tediosos trámites de repatriación e, incluso, la ayuda en otro tipo de trámites legales como la realización de un testamento online.

En definitiva, se trata de un seguro destinado a dar respuesta y ayudar a cubrir las necesidades materiales y emocionales derivadas de un fallecimiento. Ayudando, por tanto, a minimizar el impacto de ambas. Se trata de una solución especializada que está destinada a coordinar y prestar los servicios funerarios en el momento en el que sean necesarios.

¿Quién puede contratar un seguro de decesos?

Un seguro de decesos puede ser contratado por cualquier persona y, además, se trata de una póliza de carácter familiar, lo que permite ofrecer las coberturas a todos los miembros de una misma unidad familiar, a través de una misma póliza (aunque también dependerá de las condiciones de la póliza). El seguro de decesos garantiza la prestación de servicios funerarios hasta el límite de la suma asegurada, cuyas primas dependen de los servicios funerarios y que varían en función de cada localidad. Y, además, si una vez pagados todos trámites y actos del sepelio aún queda capital disponible derivado de la póliza, la cuantía se entregará a los familiares del fallecido.

La finalidad es que en esos duros momentos, el contar con un seguro de decesos, permita que nos dediquemos a lo realmente importante; estar y apoyar a nuestros familiares y seres queridos.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia