Menú

Cuánto debes esperar para la tercera dosis si acabas de contagiarte

Los expertos consultados por LD aseguran que el plazo establecido por Sanidad no responde a criterios médicos y sugieren qué sería lo adecuado.

0
Los expertos consultados por LD aseguran que el plazo establecido por Sanidad no responde a criterios médicos y sugieren qué sería lo adecuado.
Vacunación en el Hospital Isabel Zendal | EFE

El imparable avance de ómicron en España pone sobre la mesa nuevas dudas sobre las medidas de prevención, pero también sobre la estrategia de vacunación contra la covid-19. Así, al ya encendido debate sobre la necesidad de inocular una tercera dosis a toda la población, se empiezan a sumar las dudas sobre qué hacer con aquellos que se han infectado en esta sexta ola.

Según consta en la última actualización de la estrategia de vacunación, dicha dosis de recuerdo se administrará "al menos 4 semanas tras el diagnóstico de la infección", siempre y cuando hayan pasado 5 meses de la segunda para aquellos que fueron inmunizados con Pfizer y Moderna, o 3 en el caso de AstraZeneca y Janssen.

"Ni necesario, ni pertinente"

Así, cualquier adulto que se hubiera vacunado al inicio del verano, por ejemplo, y se haya contagiado esta Navidad, podría recibir esta dosis de refuerzo a finales de este mismo mes. Los expertos, sin embargo, no lo ven "ni adecuado, ni necesario ni pertinente".

Quien habla así de claro es Fernando Moraga-Llop, vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV). "Lo dice la pura lógica y el sentido común: si yo acabo de pasar una infección, vacunarme a las 4 semanas no es necesario, porque seguro que estoy en el punto más alto de la concentración de anticuerpos y defensas -explica en conversación con Libertad Digital-. No sé por qué se ha tomado esta decisión".

¿Una decisión administrativa?

A su juicio, lo razonable sería esperar "entre tres y seis meses después de haber pasado la infección", aunque es consciente de que es probable que haya gente que necesite hacerlo antes para conseguir un certificado de vacunación que le permita viajar a según qué lugares, ya que, "en muchos países, la infección no cuenta". En este caso, el doctor no cree que exista ningún problema, pero no todos los expertos opinan lo mismo.

Hace apenas unos días, el presidente de la Sociedad Española de Inmunología, Marcos López Hoyos, también se manifestó en contra de inocular esta dosis de refuerzo a las cuatro semanas de la infección. "Desde el punto de vista inmunológico no tiene sentido. Tras la vacunación, una infección por ómicron es como una nueva dosis, pero más completa, porque no solo nos exponemos a una parte del virus, como con la inyección, sino a todos sus antígenos", explicó en una entrevista en El País.

Falta evidencia científica

Junto a los argumentos ya esgrimidos por Moraga-Llop, el portavoz de los inmunólogos llegaba a sugerir que inocular una dosis de refuerzo tan pegada a la infección podría provocar incluso "problemas en el sistema inmunitario". Libertad Digital ha tratado de ponerse en contacto con él para tratar de ahondar en este planteamiento. Sin embargo, por ahora no ha sido posible. Aun así, desde la AEV llaman a la calma: "Yo esto no lo tengo claro ni mucho menos. Simplemente lo veo totalmente innecesario".

El problema es que, en este caso, la rápida propagación de ómicron ha impedido realizar estudios que avalen esta pauta. Es decir, que la decisión no se basa en la evidencia científica, sino que responde a un criterio político o burocrático, pero no médico. Precisamente por eso, los expertos insisten en que no hay tanta prisa por inocular esa tercera dosis a los menores de 60 años que no padezcan ninguna enfermedad previa.

La inmunidad celular

De hecho, cada vez son más los que denuncian que hacerlo sin conocer la inmunidad real de la población únicamente nos lleva a desperdiciar dinero y recursos. Y para ello no basta con saber lo que duran los anticuerpos, puesto que esto es sólo una pequeña parte del todo.

"A los ocho meses de estar vacunados, puedes no tener anticuerpos, pero sí producirlos tus células", defiende Eduardo López-Collazo, director de un estudio realizado por el Instituto de Investigación Biomédica del Hospital La Paz que revela cómo la inmunidad celular sigue respondiendo ante el SARS-CoV-2, aunque los anticuerpos hayan caído por el paso del tiempo tras la vacuna.

El vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología coincide en que medir esta variable permitiría saber "quién necesita verdaderamente la tercera dosis". Sin embargo, explica que esta medición es "muy compleja" y que, por eso, ningún gobierno la hace en estos momentos. Aun así, defiende el refuerzo, puesto que "si la efectividad contra la enfermedad grave ha bajado al 70%, se recupera y sube a más del 90%".

En Tecnociencia

    0
    comentarios