Menú

Las 8 principales ventajas de una endoscopia de espalda avanzada

La endoscopia de espalda avanzada presenta numerosas ventajas como cirugía de precisión indicada para problemas de espalda.

Las 8 principales ventajas de una endoscopia de espalda avanzada
El doctor Ghassan Elgeadi Saleh realiza una endoscopia de columna en el Hospital Quierónsalud San José | Quironsalud

En la actualidad una cirugía endoscópica supera ampliamente la cirugía tradicional. Aunque ambas técnicas buscan el mismo resultado a corto y largo plazo, lo cierto es que las ventajas de la cirugía endoscópica rebasan los beneficios de las intervenciones tradicionales. Y es así, fundamentalmente, porque los pacientes pueden retomar su vida de forma muy rápida. Casi de forma inmediata y sin dolor desde el primer momento, pudiendo reincorporarse a la vida laboral a los dos o tres días de la intervención. Otra ventaja son los buenos resultados sin requerir apenas revisiones o nuevas cirugías por complicaciones. Donde se reducen los riesgos de reintervenciones por infecciones.

El doctor Ghassan Elgeadi Saleh es el jefe de Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Quirónsalud San José (Madrid) y experto en estas cirugías endoscópicas de columna avanzadas, es decir, mínimamente invasivas. Según valora, "la endoscopia de columna ultra-mínimamente invasiva presenta resultados inmediatos, reduce complicaciones y tiempos de baja laboral".

Se trata de una "innovadora técnica ultramínimamente invasiva", según califica, para el tratamiento de patologías como la hernia discal y la estenosis del canal, a través de un abordaje que requiere una incisión de entre 2 y 5 mm en la piel.

Además, señala que es una técnica quirúrgica que no ha dejado de evolucionar en los últimos 20 años, creándose nuevos métodos y accesos quirúrgicos para abordar la columna vertebral.

"A través de esa pequeñísima incisión se introduce una cámara de alta definición con luz endoscópica, conectada a una pantalla televisiva, y con la que realizar la exploración del canal espinal. Esta técnica, asimismo, permite acceder a las patologías del canal espinal, ya sea a nivel de la columna cervical, a nivel torácico o lumbar, con mínimas incisiones y con una agresión mínima sobre los tejidos blandos", añade.

En concreto, el especialista de Quirónsalud San José asegura que la agresión a los tejidos en esta cirugía de columna es "mínima", y las incisiones oscilan entre los 2 y 5 mm a nivel de piel, pero no hay destrucción ni de tejido muscular, ni tampoco del ligamentoso, ni prácticamente nada de hueso, salvo en condiciones muy necesarias donde ese hueso haya crecido más de lo normal y sea necesario hacer una ventana (de unos 4mm máximo) para acceder dentro del canal y solucionar la patología del paciente.

Una recuperación muy rápida

"Al no haber agresión en tejidos blandos eso permite que el paciente pueda recuperarse de manera rápida, prácticamente indolora, y el mismo día caminar, dar paseos, o incluso retornar al trabajo en dos o tres días aproximadamente", resalta el cirujano ortopédico.

En cuanto al tiempo que debe pasar para que el paciente pueda volver a hacer deporte, el doctor subraya que se suele esperar en torno a una semana o los diez días, con el objetivo de que la columna se adapte a las nuevas condiciones, en las que ya no hay hernia o estenosis, biomecánicamente se acostumbre a esa movilidad donde ya no hay comprensión ni dolor; y se adapten también los nervios, empiecen a crecer y a responder correctamente y la musculatura coja tono para sujetar la columna que ya venía dañada.

Todas las ventajas

Así, el jefe de Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Quirónsalud San José recopila en esta enumeración todas las ventajas que rodean a la endoscopia de columna avanzada y "ultramínimamente invasiva":

  1. Mínima agresión de los tejidos y rápida recuperación tras la cirugía.
  2. Disminuye el sangrado en comparación con la cirugía abierta o la microdiscectomía (intervención quirúrgica en la que se extrae pequeña parte de hueso que presiona los nervios espinales).
  3. Menor riesgo de infecciones gracias a la mínima incisión que se realiza.
  4. Menor riesgo de complicaciones degenerativas y de inestabilidad vertebral, que puedan requerir cirugías más agresivas como la artrodesis intersomática (tornillos y barras).
  5. Visión de alta definición que no se puede obtener a simple vista o con microscopio.
  6. Disminuye el dolor postoperatorio, reduce la hospitalización; de hecho, dice que la salida del hospital es "casi inmediata" tras la intervención, y también disminuye el riesgo de complicaciones.
  7. Permite el tratamiento de patologías tanto en el canal espinal como en el foraminal-extraforaminal
  8. Cuidados postoperatorios: control en consulta en los primeros 15 días tras la cirugía y al mes. Si se ha realizado implantación de células madre, en ocasiones se pueden implantar en el disco intervertebral dañado para estudiar su mejora clínica y su prevención en la degeneración evolutiva de la columna, las revisiones son anuales para ver la evolución de mejoría del disco con una resonancia magnética.

En Tecnociencia

    0
    comentarios