Menú

El ganglio centinela: qué es y cómo ayuda al abordaje del cáncer oral

El ganglio centinela "es el primer ganglio linfático donde las células cancerosas tienen más probabilidad de diseminarse desde un tumor primario".

El ganglio centinela "es el primer ganglio linfático donde las células cancerosas tienen más probabilidad de diseminarse desde un tumor primario".
Los doctores Albalá y Ruiz Masera, realizando la técnica de la biopsia selectiva de ganglio centinela en el quirófano | Quironsalud

Según precisa el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, el ganglio centinela "es el primer ganglio linfático donde las células cancerosas tienen más probabilidad de diseminarse desde un tumor primario". Así, son aquellos ganglios que muestran que algo no va bien y los más cercanos, por regla general a un tumor.

La doctora Mariola Albalá, especialista del servicio de Medicina Nuclear del Hospital Quirónsalud Córdoba, explica que la biopsia de ganglio centinela es una técnica "ampliamente establecida" en la actualidad en las neoplasias de mama, melanoma (cáncer de piel) y tumores de la cavidad oral, entre otros: "Se trata de una técnica multidisciplinar por lo que, en el caso del cáncer oral, requiere la colaboración del médico nuclear y el cirujano oral y maxilofacial, y en la que interviene también anatomía patológica".

Añade en este sentido que los ganglios se estudian de forma precisa en anatomía patológica y se verifica si tienen afectación metastásica o no y el tamaño de dicha metástasis. "Tanto el número de ganglios enfermos como el tamaño de la metástasis son factores de gran importancia para el pronóstico de la enfermedad, por lo que es importante su estudio exhaustivo", añade el doctor Juan José Ruiz Masera, jefe de servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Quirónsalud Córdoba.

Ambos expertos valoran su utilidad en el caso de los tumores malignos de cavidad oral, la séptima neoplasia más frecuente en España, que actualmente afecta más a hombres. Este cáncer se asocia al consumo de tabaco y de alcohol, por lo que se prevé un aumento de casos en mujeres por el incremento de consumo de estas sustancias.

Por otro lado, recuerdan que, en la cavidad oral, las lesiones se localizan fundamentalmente en la lengua, en la mucosa yugal y en el suelo de la boca y resaltan que en estos pacientes es muy importante conocer la extensión de la enfermedad y la posible afectación de los ganglios cervicales, ya que conlleva un peor pronóstico. "Es fundamental realizar todas las pruebas diagnósticas necesarias para conocer el estado ganglionar", valoran.

Asimismo, estos especialistas de Quirónsalud Córdoba destacan que la técnica de la biopsia selectiva de ganglio centinela permite distinguir si hay metástasis de manera precoz en aquellos casos en donde otras pruebas diagnósticas no las han detectado y, además, implica una reducción del tiempo de cirugía con menores complicaciones.

Una alternativa al vaciamiento ganglionar cervical

La doctora Albalá precisa que hasta en un 30% de los pacientes en los que las pruebas de imagen no evidencian ganglios patológicos, existe afectación en el estudio anatomopatológico. Por ello, la cirugía más ampliamente establecida en pacientes sin afectación ganglionar en las diferentes técnicas de imagen ha sido el vaciamiento cervical. Como alternativa, indica que se realiza desde hace pocos años esta técnica de biopsia selectiva de ganglio centinela.

Concretamente, precisa que en las neoplasias malignas de cavidad oral, la biopsia selectiva de ganglio centinela se realiza en tumores que se encuentran en fase precoz, de pequeño tamaño, y que no muestran extensión ganglionar en las diferentes técnicas de imagen realizadas, habitualmente TAC, resonancia magnética y/o ecografía.

De hecho, puntualiza que hasta un 70% de los pacientes con cáncer de cavidad oral en estadios iniciales no tienen metástasis ganglionares cervicales y por tanto, podrán beneficiarse de esta técnica y evitar un vaciamiento ganglionar cervical.

En qué consiste la técnica

La técnica consiste en la inyección alrededor del tumor de una sustancia radiactiva (radiofármaco) en dosis muy bajas, y esto permite visualizar el drenaje linfático del tumor, prosiguen los especialistas.

Una vez administrado el radiofármaco, se realiza una tomografía con equipos híbridos de fusión, lo que se conoce como SPECT/CT, que permite localizar de forma precisa dónde se encuentran esos ganglios y su relación con las estructuras vecinas, para poder realizar una adecuada planificación de la cirugía.

Ya en el quirófano, el cirujano maxilofacial diseca esos ganglios localizados en el SPECT/CT guiado por el médico nuclear mediante una sonda de detección intraoperatoria, que emite un sonido que es más fuerte y continuo según se va acercando al ganglio.

Con todo ello, en el caso de que los ganglios centinelas estén afectados, se realiza un vaciamiento cervical en un segundo tiempo. Sin embargo, si los ganglios centinelas están sanos, no es necesario realizar ninguna cirugía complementaria.

A juicio de la doctora Albalá y del doctor Ruiz Masera, esta técnica supone un importante avance en el pronóstico y en el tratamiento de los pacientes que padecen esta enfermedad, ya que selecciona los casos en los que es necesario realizar un vaciamiento ganglionar cervical y evita sobretratamientos en los pacientes donde no estaría indicada dicha cirugía.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro