Menú

Sanidad se plantea comprar vacunas contra la viruela ante los brotes de viruela del mono

La vacuna contra la viruela tiene una alta eficacia contra la viruela del mono. La erradicación de la enfermedad la sacó del calendario vacunal.

La vacuna contra la viruela tiene una alta eficacia contra la viruela del mono. La erradicación de la enfermedad la sacó del calendario vacunal.
La vacuna, la mejor arma para atajar los brotes de viruela del mono | Cordon Press

Tras los brotes de viruela del mono detectados en países como Reino Unido y España, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ha planteado en un comunicado que "si hay vacunas contra la viruela disponibles en el país, la vacunación de contactos estrechos de alto riesgo debería ser considerada después de un estudio de beneficio de riesgos".

Según la Organización Mundial de la Salud, la vacuna contra la viruela convencional es bastante eficaz contra esta enfermedad, aunque como la viruela humana fue erradicada hace 40 años y las campañas de vacunación concluyeron poco después, las generaciones más jóvenes no cuentan con esa protección.

En España, el Ministerio de Sanidad ha anunciado que está valorando y analizando distintas opciones terapéuticas para tratar la viruela del mono, tales como antivirales y vacunas.

En la actualidad, hay dos vacunas disponibles contra la viruela que podrían aplicarse para atajar los brotes: una es la de la viruela humana tradicional, la Accam2000, de segunda generación y de uso muy limitado. Sólo está autorizada por la agencia reguladora estadounidense, la FDA. La otra es Imnavex, comercializada en EEUU con el nombre de Jynneos, y que cuenta con la aprobación tanto de la FDA como de la Agencia Europea del Medicamento. Se estima que otorga una protección de en torno al 85% frente a la viruela del mono.

Según el virólogo del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), Mariano Esteban, la vacunación podría ser la forma más rápida de controlar la transmisión. En su opinión, debería vacunarse a los contactos estrechos de las personas contagiadas y, siempre que sea posible, antes del desarrollo de síntomas. "Lo mejor seria administrarla a contactos sin aparición de síntomas, sería lo más rápido porque una vez que aparecen las lesiones en la piel es mucho menos eficaz", explica el científico en declaraciones a Efe.

En su opinión, por el momento la "acción rápida" para frenar los brotes es identificar al enfermo y sus contactos estrechos y limitar la vacunación a estos casos.

La OMS ha afirmado que los datos de los casos británicos indican que se trata de la variante de África occidental de viruela del mono, con una letalidad del 1% frente al 10% de la de África central. Se transmite a través de gotículas o un contacto directo con mucosas u objetos contaminados.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios