Menú

La OMS considera una circunstancia "atípica" casos de viruela del mono en "lugares no endémicos"

La agencia de la ONU ha anunciado el comienzo de un protocolo de trabajo con los países afectados, una docena.

La agencia de la ONU ha anunciado el comienzo de un protocolo de trabajo con los países afectados, una docena.
Pixabay/CC/ronstik

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado más de 80 casos de la viruela del mono, y medio centenar de casos por confirmar, y ha anunciado el comienzo de un protocolo de trabajo con los países afectados, más de una decena según las estimaciones de la agencia de la ONU, para mejorar "su comprensión sobre el alcance y las causas de la enfermedad".

La OMS admite que los brotes encontrados en once países —doce contando a Suiza, que este mismo sábado ha confirmado su primer caso después de la publicación de este comunicado— conforman una circunstancia "atípica" por ocurrir en lugares "no endémicos".

"La viruela del mono se propaga de manera diferente al coronavirus, siempre bajo un estrecho contacto", explica la organización. "La gente que ha mantenido una interacción cercana con alguien afectado presenta más riesgo de contagio. Esta población incluye a trabajadores sanitarios, miembros de una familia o compañeros sexuales", añade la OMS.

La tasa de mortalidad de los brotes de viruela símica suele oscilar entre el 1% y el 10%, según la OMS, y la mayoría de las muertes se producen en los grupos de edad más jóvenes.

No sólo población homosexual

Frente a las informaciones que apuntan a una especial incidencia de contagios entre la población homosexual, la agencia considera "inaceptable" que grupos de personas acaben "estigmatizados" y describe este comportamiento como una "barrera para detener el estallido de cualquier enfermedad". "El riesgo de infectarse con la viruela del mono ni se limita a las personas sexualmente activas ni a los hombres que tienen sexo con hombres. Cualquiera que tenga contacto físico cercano con alguien contagiado está en riesgo", añade la organización.

La discriminación "puede impedir que las personas afectadas busquen atención y provocar una propagación no detectada", concluye la organización.

Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid lleva registrados 30 casos de viruela del mono confirmados con PCR positiva y otros 39 casos sospechosos que están en estudio, según fuentes de la Consejería de Sanidad.

El trabajo de rastreo realizado por la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de Comunidad de Madrid ha permitido determinar que la mayoría de los casos confirmados de viruela del mono en la región están asociados a una sauna de la capital, que fue clausurada en la tarde de este viernes.

Madrid es la comunidad que más casos ha detectado —30 ratificados de viruela del mono con PCR de laboratorio y otros 39 sospechosos—, y el rastreo de los contagios apunta a la sauna clausurada.

Casos sospechosos en otras CCAA

Cinco nuevas comunidades han detectado en las últimas horas casos sospechosos de la viruela del mono, con lo que ya son siete las autonomías que investigan contagios de esta enfermedad, de la que previsiblemente se irán confirmando nuevas infecciones, según han advertido las autoridades sanitarias.

Los departamentos de salud del País Vasco, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Galicia han confirmado durante este viernes que investigan sus primeros casos sospechosos, que deben ser confirmados por el Centro Nacional de Microbiología en Majadahonda (Madrid). Estos casos sospechosos se unen al primero que se detectó en Canarias y al brote de Madrid, el mayor hasta el momento.

En Andalucía, el consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha explicado que ya son cinco los casos sospechosos de infección por la conocida como viruela del mono detectados hasta ahora en la comunidad autónoma, de los que cuatro corresponden a la provincia de Málaga y uno a Granada.

Simón: "La precaución tiene que existir siempre"

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha manifestado que la viruela del mono "no es una de las enfermedades que tiene una transmisión importante entre humanos", pero "la precaución tiene que existir siempre" y se debe dar tiempo a que se lleven a cabo las investigaciones correspondientes y "valorar correctamente el riesgo".

Simón ha señalado que la viruela del mono "es un problema de origen africano y en Europa se conocían básicamente casos importados y alguna pequeña transmisión local en algún país, en concreto Reino Unido ha tenido en los últimos años algunos casos importados y, a partir de esas importaciones parece ser que ha habido una transmisión en humanos que ha sido más amplia de lo esperado".

Protocolo de Sanidad para la viruela del mono

El Ministerio de Sanidad ha publicado este viernes el protocolo para la detección precoz y manejo de los casos ante la alerta de la viruela de los monos donde se establece, entre las medidas de control, el aislamiento y la vigilancia médica para todos los casos sospechosos o confirmados causados por este virus.

En el documento, el departamento que dirige Carolina Darias ha recordado que "clásicamente" el MPX —viruela del simio humano— se transmite principalmente por gotas respiratorias grandes y por el contacto directo con secreciones infectadas, y los casos deben permanecer aislados y bajo vigilancia. En el caso de MPXV —viruela del mono—, Sanidad ha reconocido "discrepancias en la literatura", pero incluye "las precauciones estándar, de contacto" y, "por principio de precaución, se recomienda incluir las de transmisión aérea".

Para los casos no hospitalizados se debe mantener al enfermo "en una habitación o área separada de otros convivientes hasta que todas las lesiones hayan desaparecido, especialmente si las personas presentan lesiones extensas o con secreciones o síntomas respiratorios", además de evitar el contacto físico y las relaciones sexuales. Además, recomienda que las lesiones estén cubiertas.

Sanidad recomienda el uso de mascarilla quirúrgica "especialmente en aquellos que presenten síntomas respiratorios". "Si esto no es factible —por ejemplo, un niño infectado—, se recomienda que el resto de convivientes lleve mascarilla", ha aclarado. Tampoco se podrá abandonar el domicilio, excepto para atención médica, y los convivientes deben evitar en lo posible el contacto con el caso y limitar las visitas a las imprescindibles.

El Ministerio exige también una "adecuada higiene de manos después del contacto con personas infectadas" —lavarse las manos con agua y jabón o usar un desinfectante para manos a base de alcohol— y evitar el contacto con animales silvestres o domésticos, por lo cual las mascotas deben ser excluidas del entorno del paciente.

Protocolo en hospitales

Respecto a los casos que requieren ingreso hospitalario, el enfermo deberá estar "en habitaciones con presión negativa" o "en una habitación individual con baño incluido", y se debe mantener el aislamiento hasta que todas las lesiones hayan desaparecido".

El personal sanitario que atienda los casos o las personas que vayan a la habitación entrarán al aislamiento con el Equipo de Protección Individual (EPI) adecuado para precauciones de transmisión de contacto y aérea, además de utilizar mascarilla FFP2.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro